Cartas de los lectores de PORTAFOLIO

Cartas de los lectores de PORTAFOLIO

POR:
septiembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-26

Más sobre el sector fiduciario 

Señor Director:

En el editorial de PORTAFOLIO, publicado el pasado 19 del mes en curso, se hicieron algunas referencias tanto al sector fiduciario como a la empresa Fiduprevisora -que en la actualidad presido- que ameritan unas aclaraciones y precisiones por mi parte, con mi solicitud de su justa publicación.

En efecto, durante el año y medio en el cual he venido ejerciendo la presidencia de Fiduprevisora me correspondió revisar la orientación estratégica de la empresa, de manera que su desarrollo futuro y sus proyecciones de crecimiento en ingresos y utilidades se contrastaran con las del sector en el cual se encuentra en competencia, hoy en un 70 por ciento de propiedad de los grandes grupos financieros del país.

Esta nueva visión nos permitió fijar metas ambiciosas de crecimiento para los próximos cinco años, por encima del promedio del sector, mayores en utilidades que en ingresos, para racionalizar los gastos, y de forma tal que el retorno del inversionista (el Estado colombiano) estuviera en consonancia con sus costos de capital. Las empresas deben tener una visión de largo plazo que las estimule y las involucre decididamente en el negocio en el que compiten y no una miope perspectiva que solo ve el árbol del primer semestre y no el bosque del futuro del sector fiduciario. Aun así, mirando el 2008, fijamos una meta de aumento en ingresos de 26 por ciento y de utilidades de 28 por ciento. En línea con estos objetivos, le comento que al mes de agosto avanzamos consistentemente en su logro, dado que crecimos un 39,8 por ciento en utilidades y 30,3 por ciento en ingresos, respecto del mismo período del año anterior.

Crecer por encima del promedio del mercado implica necesariamente revisar todas las estrategias corporativas, sus más fundamentales esquemas de trabajo y, obviamente, el talento humano requerido. Nadie pudiera imaginarse que lograr estos objetivos serios y estructurales permitiera la contaminación de la empresa con prácticas non sanctas de clientela o favoritismos; muy por el contrario, hube de extraer algunos quistes que le restaban profesionalismo, seriedad y ética a la compañía y hoy, nuestro remozado equipo directivo se enfila diariamente al logro de los ambiciosos propósitos descritos.

Contamos en él con un cuerpo de expertos en cada tema, tanto comercial, como financiero, jurídico y operativo, de reconocida trayectoria en el sector y con alto compromiso laboral, minuciosamente seleccionado. Además, formamos parte del programa piloto del Departamento Administrativo de la Función Pública para la tercerización del Control Interno de la entidad, ya logrado con la vinculación de una de las más prestigiosas y técnicas compañías del sector, ajena a cualquier trámite de clientela.

De ahí que la referencia en su artículo editorial al manoseo clientelista de la entidad dista mucho de la realidad que mi actitud gerencial, ya veterana, le imprime al devenir de cualquier organización que dirija. En mi hoja de hoja de vida, puede usted deteners a comparar mi paso por las instituciones y los logros que obtuvieron, con mi modesta contribución. Mi vinculación a Carbocol, como miembro del equipo gerencial y como su presidente, me permitió colaborar en la estructuración de una empresa competitiva, ahora en manos privadas y en buen momento comercial.

Al servicio de los ministerios de Desarrollo Económico y del Interior, como Viceministro en ambas oportunidades y distintos gobiernos, también impulsé cambios y criterios de administración con los que abrir la economía nacional y hacer buena 'gerencia pública'. Igual esfuerzo brindé para la consolidación del excelente gobierno departamental en el Atlántico, que tirios y troyanos le reconocen a Carlos Rodado Noriega, en mi condición de su Secretario de Hacienda.

Pero continuando con su editorial, cita una supuesta exageración en la factura que cobramos por la administración del Fondo Prestacional del Magisterio, negocio que llegó a ser el 69 por ciento de los ingresos de Fiduprevisora y que gracias a una política de diversificación, para 2008 solo será el 23 por ciento.

Al respecto, le debo precisar que la discusión no debiera ser si se administran con privilegio algunos programas públicos, sino si se hace bien: para su consideración, le informo que por primera vez en 18 años que lleva la empresa manejándolo, el Ministerio de Educación que es quien nos contrata, en un acto de confianza, tomó la decisión de prorrogarlo por 3 años, hasta 2010.

Da pie usted también para que se confunda el lector con el tema escandaloso que se tramitó a principios de año, relativo a la administración fiduciaria de recursos de regalías de varios entes territoriales: le afirmo que Fiduprevisora certificó que no tenía en su portafolio fideicomisos de esta naturaleza y le sugiero que consulte una fuente más confiable para determinar las otras empresas del sector involucradas en el tema.

Y menciono otros resultados administrativos y financieros de mi gestión, necesarios de divulgar frente a los cuestionamientos formulados por el editorial: desde hace un año, nuestras carteras colectivas han estado siempre en los primeros lugares de rentabilidad para el inversionista, en competencia con todas las del sector. Los portafolios administrados han crecido a la fecha más de 50 por ciento, y su rentabilidad ha ganado competitividad, precisamente por la confianza de quienes hoy evalúan la gerencia de Fiduprevisora.

Finalmente, debo expresar que el prurito neoliberal de sustraer al Estado de todos los esquemas empresariales en los se ha visto involucrado de mucho tiempo atrás, hoy expresado en su editorial y sobre el que no quiero entrar en discusión, no debe ampararse en presunciones ni pronósticos de mala administración de la empresa que presido.

Nelson Rodolfo Amaya. Presidente Fiduprevisora

Felicitaciones

Con motivo de celebrarse 15 años d ela existencia del Diario PORTAFOLIO, saludo y felicito a los directivos, editorialistas, columnistas y colaboradores de este diario económico.

Los invito a que nos sigan acompañando en el proceso diario de informar, enseñando y orientando, como lo han hecho durante estos 15 años, generando opinión y trabajando desde el sector económico y de negocios, en beneficio de la Patria.

Álvaro uribe Vélez. Presidente de la República.

Hacer eco

Qué bueno ver tanta coincidencia entre los editoriales de los dos principales diarios del país.

Ojalá las fuerzas vivas de la nación, todas a una, hagan eco de tan oportunas reflexiones y pongan su respectivo granito de arena para sacar adelante nuestro sistema de salud.

Muchas gracias por mantener el tema de la salud en su agenda.
Miles de colombianos tienen razones para agradecerlo.

Jaime Hoyos.

Escribir para inspirar

Gracias por brindarnos la oportunidad de reflexionar. Este es el sentir, cuando leemos las columnas de Gonzalo Gallo González.

La mayoría de colombianos escriben para quejarse, pero existen muy pocos que verdaderamente lo hacen para inspirar.

Cuando leemos PORTAFOLIO buscamos respuestas del acontecer diario, pero es grato saber que existen personas convencidas que por medio de sus columnas podemos encontrar respuestas no solo empresariales, sino que también personles.

Diego Andrés Lasso Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido