Cartas de los lectores de Portafolio

Cartas de los lectores de Portafolio

POR:
mayo 09 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-09

 Mercantilismo arraigado

En una columna publicada recientemente en PORTAFOLIO, el columnista Mauricio Cabrera Galvis plantea como ventaja del aplazamiento del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos: que "Colombia ya tiene las preferencias arancelarias del Atpdea, que son las mismas que nos daría el Tratado de libre Comercio, pero con la ventaja que son unilaterales y no nos exigen hacer costosas concesiones recíprocas."

Ese planteamiento es un ejemplo más de las ideas mercantilistas -arraigadas en algunos sectores de opinión en Colombia-, las cuales prevalecieron entre los siglos 16 y 18, y entre las que se argumentaba que exportar era bueno e importar era malo.
Esas ideas fueron revaluadas hace siglos por sus múltiples inconsistencias.

La teoría enseña y las cifras confirman, que los países que importan más, demandan más divisas y exportan más.
Frenar las importaciones es frenar las exportaciones.

De otro lado, los países ganan en el comercio internacional con sus fortalezas vía sus exportaciones, y con las fortalezas de sus socios comerciales vía sus importaciones.

¿Qué tal que nuestros socios comerciales -y los congresistas encargados de renovar periódicamente las preferencias arancelarias de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas (Atpdea)-, tomaran en serio los planteamientos del doctor Cabrera y concluyeran que para ellos, exportar es bueno e importar es malo?

Hernán Vallejo, profesor Asociado, Facultad de Economía, Universidad de los Andes

Otra visión femenina

He visto con preocupación que hace falta un toque humano en sus informes.

Si bien ese es un diario económico, sus lectores, por muy expertos que sean, son humanos Falta calidez. No hay suficientes mujeres columnistas.

Sería muy valiosa una mirada femenina a muchos temas; bien se nota que es escrito por hombres y para hombres o, lo que es más triste, por mujeres para hombres, pero ignoran que somos motor de la economía.

Señores están perdiendo lectores, mejor dicho, lectoras. No se trata de que su periódico se convierta en una revista femenina. ¿A qué me refiero?

Cuando hablo de la visión femenina de la vida, es sobre las mujeres profesionales que se preocupan por la proyección de una sociedad más sana, no de aquellas congéneres que prefieren ver cuál es la marca de moda o el gesto más reciente de la bedette de turno porque ese tipo de seres aún está en un nivel muy inferior de su evolución, las respeto pero no las comparto.

Tampoco se trata de seguir vanalizando, es decir, convirtiendo en algo vano la presencia de la mujer, sino de asumir a la mujer que busca ser perdurable, cuidar de la vida, de buena calidad, justa, equilibrada, desde el ámbito espiritual, físico y mental. No más cosméticos, ni cirugías, nada de eso.

Creo que el gran aporte de la mujer a la economía y por el cual tanto temen los hombres al grado de guardar un molesto silencio ante injusticias como el pago desigual por trabajos iguales, es la mirada totalizadora del mundo a la cual los hombres se niegan a acceder compuesta por seres que piensan y sienten. Para hablar claro hacen falta temas de preveción en salud, un tratamiento humano de la información económica en su valioso periódico el cual, valga la pena reconocerlo, leo todos los días como economista que soy.

Patricia Arévalo Llorente

Continuo aumento en las tarifas

Lleyendo los resultados y manifestaciones de los gerentes y presidentes de la EEB y de la ETB, de bancos, entre otras, es claro que los beneficios que obtienen estas entidades no son tanto como dice la señora Astrid Martínez: que tuvieron un buen 2007, gracias a la 'fortaleza de la economía y a la mayor eficiencia de nuestros procesos', (869.037 millones) y la banca, casi tres billones de pesos,.

Esto se debe es a las crecientes ganancias por el continuo aumento de las tarifas y costo de los 'servicios', tarifas indexadas ya asfixiantes en su valor, epecialmente para los estratos 4, 5 y 6.
Claro que sus administradores argumentan que de retirarles las ventajas, prebendas e ingresos como el cargo fijo se irían al suelo los planes y programas de mejoras y proyectos nuevos.

Como quien dice irían a la quiebra. ¡Qué engaños y manipulaciones a los usuarios!

Rafael Cuellar

Esguince a normas bursátiles del país

Muchas empresas son cumplidas con el envío de balances e Información Relevante a la Superfinnaciera, pero no deja de sorprender que algunas remitan poco minutos después del cierre de operaciones o a altas horas de la noche.

Jaime Sánchez Arismendi

Siga bajando para encontrar más contenido