Cartas sobre la mesa

Cartas sobre la mesa

POR:
mayo 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-23

El pronunciamiento sobre la que sería la política externa de los Estados Unidos en América Latina si es elegido a la Casa Blanca, hecho por el precandidato presidencial Barack Obama el viernes pasado en Miami, resultó revelador. La razón es que no solo fue su primer gran discurso sobre la región, sino que sirvió para aclarar su posición frente a Colombia, tanto por lo que dijo como por lo que no mencionó.

Así, el Senador demócrata habló de los temas que más interesan al electorado de la capital del sol: Cuba, Haití, México, América Central y Venezuela. En todos los casos, prometió cambiar la manera de hacer las cosas de la administración Bush que llegó al poder con la promesa de establecer una nueva relación con las naciones localizadas al sur del río Grande. Sin embargo, dicho propósito naufragó por cuenta de la guerra contra el terrorismo y el desembarco de tropas norteamericanas en Irak y Afganistán.

Ahora, aparte de una mayor atención, Obama aseguró que sería más proactivo y constructivo, pero que ensayaría nuevas maneras de hacer las cosas, por ejemplo, con La Habana.

También fue duro con Caracas y reiteró que la ayuda a Colombia continuará, en materia antidrogas y en la lucha contra los violentos. Y respecto al TLC fue llamativo que no llegó a decir que sí, perotampoco que no.

Siga bajando para encontrar más contenido