Carteles mexicanos, líderes del narcotráfico; se calcula que se hacen unos US$5.000 millones en ganancias

Las últimas operaciones antidrogas y movimientos en el mercado de estupefacientes parecen indicar que los principales carteles mexicanos se han apoderado del control de las drogas a nivel continental.

POR:
mayo 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-08

En total, tienen operaciones en 42 países en el orbe, y solo en Estados Unidos han penetrado en 230 ciudades. Aunque el problema no es nuevo, se ha convertido en un importante reto, no solamente para México, sino también para Washington, como ha quedado de manifiesto con las visitas a la nación latinoamericana del presidente estadounidense, Barack Obama, y su secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Ambos ofrecen corresponsabilidad y ayuda para solucionar el problema. Pero, ¿contra quién se enfrentan?

Expertos como Alberto Islas, de Risk Evaluation, consideran que este poder lo asumieron los mexicanos aprovechando una serie de factores como la guerra que entabló el Gobierno colombiano, apoyado por Estados Unidos con el Plan Colombia, contra los carteles de Medellín y Cali; y la falta de una estrategia mexicana efectiva para combatir al crimen organizado durante el sexenio del presidente Vicente Fox (2000-2006).

En este tiempo, México pasó de trampolín hacia Estados Unidos a piscina de las drogas que ya se venía construyendo en los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó 71 años (1929-2000).

Además, la invasión estadounidense a Afganistán frenó en los primeros años el cultivo de amapola y dio a los grupos mexicanos la oportunidad de tomar la delantera por un tiempo en la producción y abastecimiento de heroína al mercado más grande de consumo de drogas: Estados Unidos.

En México se producen miles de toneladas de marihuana, considerada la droga que le permite a los carteles contar con dinero en efectivo para financiar el tráfico de otras drogas, y cientos de kilos de heroína, además de que se han establecido laboratorios para la producción de metanfetaminas, una nueva droga con rápida aceptación entre los estadounidenses por ser socialmente aceptada, ya que se trata de tabletas, menos cara y de efectos más rápidos y prolongados.

Una buena parte de esa producción mexicana se destina a su vecino del norte, el principal consumidor de drogas del mundo. Allí unos 25 millones de personas fuman marihuana. Algunos estudios calculan que por México pasa el 90 por ciento de las 360 toneladas de cocaína que se consumen en Estados Unidos, y para ello los principales carteles mexicanos han construido redes internas en el país vecino que llegan hasta las ciudades más septentrionales y fronterizas con Canadá, Seatle y Nueva York.

Por ese negocio, los carteles mexicanos mueven hasta 25.000 millones de dólares anuales, según han denunciado altos funcionarios de la inteligencia estadounidense.

En tanto que expertos mexicanos calculan que los grupos locales se hacen de unos 5.000 millones de dólares en ganancias, de los que destinan 1.000 millones a corromper a funcionarios, altos mandos policiales y agentes o comprar puestos, por ahora, en alcaldías clave. El lema para convencerlos es salomónico: o plata o plomo.

Toda esta historia ha generado una subcultura del narco, con una exaltación de la vida y arrojo de los capos a través de narcocorridos que cantan grupos de música norteña, la colocación en Youtube de escenas sangrientas, y la imitación que hacen muchos jóvenes de la vida de los barones de la droga, con joyas, mujeres, autos último modelo y ropa de moda. Y mucha violencia en las calles que ya dejan muchos muertos.

Sicarios bien armados

Los sicarios del narcotráfico lucen bien armados con lanzacohetes, fusiles de asalto AK-47 y R-15, pero también con lanzagranadas, bazucas y el fusil Barret 50 capaz de derribar a un helicóptero y penetrar blindajes a una distancia de 2,4 kilómetros.

Estas armas son compradas por los narcotraficantes mexicanos en Estados Unidos, donde existen 12.000 armerías legales cerca de la frontera con México, y es fácil su adquisición porque el registro de compra no es riguroso.  

Siga bajando para encontrar más contenido