‘Carteles de tramposos se roban la ayuda a los cafeteros’

El gerente de la Federación, Luis Genaro Muñoz, asegura que el desfase sería de $48.000 millones.

Las ventas simuladas de café seco de trilla se han incrementado en el país.

Archivo Portafolio.co

Las ventas simuladas de café seco de trilla se han incrementado en el país.

POR:
octubre 04 de 2013 - 03:09 a.m.
2013-10-04

Grupos de delincuentes organizados que obligan a los productores a alterar los recibos de venta del grano y cadenas de supuestos comercializadores de café que venden facturas falsas con las que luego se reclaman los subsidios, son algunas de las modalidades de fraude que la Federación Nacional de Cafeteros denunció ante las autoridades y que están siendo investigadas.

La cifra del delito ascendería a 48.000 millones de pesos, que es el desfase entre las facturas pagadas y el café que se ha recibido. Esto indica que hay más recibos que grano entregado.

Según el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, el tema será tratado el próximo lunes en el Comité Extraordinario de Cafeteros convocado para tal fin.

El dirigente aseguró que ya han sido presentadas las denuncias sobre unos 20.000 casos sospechosos de trampa con los recursos del plan de Protección al Ingreso Cafetero (PIC).

“Se hace urgente cerrarles el ingreso a los tramposos que quieren robarse la plata de los cafeteros”, aseguró el dirigente gremial, quien además indicó que ya se tienen identificados los frentes que es necesario atacar para frenar los actos delincuenciales.

“Un camino es apoyar más la justicia para que acelere sus decisiones. Hemos convocado a una gran cumbre interinstitucional en la que estarán presentes la Fiscalía, la Dijín, la Dian, y otros organismos de control y de justicia para que actúen con mayor efectividad en estos casos”, dijo Muñoz.

El Comité Extraordinario revisará los mecanismos que operan para pagar los subsidios, tales como la factura y las bases de datos de la Federación, para ver qué tan vulnerables son.

“Por ejemplo, hemos detectado que el número de comerciantes de café pasó de 730 a más de 1.200, entre abril y ayer.

Eso no quiere decir que todos los nuevos sean corruptos, pero no entendemos las razones por las que en un momento tan difícil para comprar y vender café, cuando el precio está a la baja, resulta que hay más compradores. El mercado actual tiene mucho riesgo porque quien compre café hoy puede perder dinero, ya que mañana podría bajar”.

Un segundo aspecto de alerta mencionado por el gerente de la Federación, es la forma se está descasando el nivel de PIC pagado con el tramitado, contra el volumen de la cosecha.

Es decir, que sobre el papel, está resultando más café. Eso indica que claramente, allí hay un fraude.

“Un tercer elemento que evidencia la el cobro indebido de los recursos es que la comunidad está denunciando hechos indebidos. Muchos llaman a contar que en su municipio hay gente vendiendo café, que resultó ser comerciante de un día para otro.

También se han detectado amenazas a los cafeteros de verdad, para que llenen la factura y pasen la cuenta por el subsidio, sin que exista realmente café. Así nos roban el PIC con café que no existe. Ese es el tema de fondo”.

La situación es tan compleja que ya hay temor de que en el último mes del año se agoten los recursos de la ayuda a los productores, y aún falte una parte de la cosecha por comprar.

Y ¿qué hacer ante este fenómeno delincuencial?

El gerente de la Federación explica que el 96 por ciento de la comercialización del país se puede hacer con menos de 100 actores del mercado (comerciantes), lo que indica que hay un surgimiento de comercializadores desde cuando se inició el pago del PIC.

También es necesario seleccionar a los comerciantes que brinden las mejores garantías. Esto es, que dejen ver los libros, que no agarren a pedradas a las autoridades que quieren hacer una visita de control o de la Dian.

También declarar a tiempo e informar sobre la retención en la fuente y que tengan alguna tradición en el negocio.

“De esta manera, lograríamos que los comerciantes honrados sea autorizados para pagar el subsidio, mientras que los avivatos se queden por fuera.

En la actualidad hay entre 20.000 y 30.000 operaciones sospechosas. Esta semana estuvimos reunidos con las autoridades y estamos avanzando en las investigaciones”.

La Federación ha encontrado que hay dos tipos de trampas.

“Una corresponde a las redes de criminales más sofisticadas de este país, que concentran su operación delincuencial en el norte del Valle, en el sur del Huila, que son los mismos del contrabando y los tramposos de siempre, que evaden todo control, lavan dinero y son bandas sofisticadas que no tienen inconveniente en amenazar y extorsionar a un cafetero para que haga trampa o se le roban el subsidio.

En segundo lugar, las malas prácticas las van aprendiendo otros menos sofisticados, que van a una cámara de comercio, crean una compraventa de café y se dedican a vender facturas en una galería, que otros reclaman como grano producido.

LA PRODUCCIÓN REAL SERÁ SUPERIOR A 10 MILLONES DE SACOS ESTE AÑO

Al cierre del año cafetero que concluyó en septiembre, la producción del grano llegó a 9,9 millones de sacos de 60 kilos, lo que significa un aumento del 30 por ciento en comparación con igual periodo del año anterior. Para la Federación Nacional de Cafeteros, los buenos resultados son consecuencia de la reconversión de los cafetales, lo que ha ayudado a incrementar la productividad.

“El país puede contar con que el café seguirá aportándole significativamente al crecimiento que viene mostrando el PIB agropecuario”, dijo Luis Genaro Muñoz Ortega, Gerente general de la Federación de Cafeteros.

En septiembre del presente año la producción de café alcanzó los 860.000 sacos de 60 kilos, un 66 por ciento más que la cosecha registrada en igual mes del año pasado, cuando se produjeron 519 mil sacos de 60 kilos.

Siga bajando para encontrar más contenido