La cartera de crédito ya superó los $300 billones

Según la Superfinanciera, el saldo de préstamos creció 14 % en el último año.

Los tres productos que más pesan son las libranzas, los créditos de libre inversión y las tarjetas de crédito.

Archivo EL TIEMPO

Los tres productos que más pesan son las libranzas, los créditos de libre inversión y las tarjetas de crédito.

Finanzas
POR:
agosto 19 de 2014 - 12:42 a.m.
2014-08-19

Las deudas de las empresas y de las personas naturales con los establecimientos de crédito en el país continúan en ascenso y ya superaron los 300 billones de pesos.
La cifra corresponde al cierre del primer semestre de este año, según dio a conocer la Superintendencia Financiera, y muestra un crecimiento de 14 por ciento en comparación con junio del 2013.
Vale la pena recordar que los 302,5 billones de pesos que acumula el saldo de cartera corresponde a bancos, compañías de financiamiento, cooperativas y corporaciones financieras, sin incluir al Fondo Nacional del Ahorro.
Como es tradicional, la mayor parte de la tajada de los préstamos corresponde a la modalidad comercial, es decir, la de las empresas.
Aquí, el monto llegó a 183 billones de pesos y su crecimiento anual fue de 13,3 por ciento.
El mayor impulso provino de los préstamos preferenciales y de tesorería.
Por otra parte, el crédito de consumo para las familias se ha desacelerado en el último año, pues a junio reportó un aumento de 11 por ciento, al ubicarse en 82 billones de pesos.
Los tres productos que más pesan son las libranzas, los créditos de libre inversión y las tarjetas de crédito, dice la Superfinanciera.
Otra modalidad que se ha enfriado recientemente es el microcrédito, pues en el último año ha aumentado alrededor de 13 por ciento, con lo cual el monto prestado llega a 8,7 billones de pesos.
Pero el segmento que, sin duda, ha sido más dinámico en los últimos meses es el de crédito hipotecario.
Las facilidades para la compra de vivienda en estratos medios y bajos, en particular por el subsidio a la tasa de interés de los créditos, motivaron un aumento de 28,6 por ciento en el saldo de cartera, el cual sobrepasó los 28 billones de pesos.
Si se tiene en cuenta el dato del Fondo Nacional del Ahorro, el monto asciende a 32 billones de pesos.


VUELVE A SUBIR LA MOROSIDAD 
Los saldos vencidos al cierre del primer semestre llegaron a 9,4 billones de pesos y su ritmo de crecimiento volvió a acelerarse.
Según la Superintendencia Financiera, en el último año el crecimiento fue de 17,8 por ciento, y los segmentos en los que más aumentó la morosidad fueron microcrédito y préstamos comerciales, en donde el aumento de los valores ‘colgados’ superó el 30 por ciento.
Sin embargo, el ente de control advierte que las provisiones han aumentado.