Los casinos en Rusia perdieron la mano contra el Gobierno

Moscú/AFP. Casi todos los casinos y las salas de juego de Rusia bajaron definitivamente la cortina en la madrugada de ayer, tras la entrada en vigencia de una ley que prohíbe su funcionamiento, dejando a miles de empleados y jugadores en la calle.

POR:
julio 02 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-02

A medianoche comenzó a aplicarse la ley que limita de ahora en adelante todos los juegos de azar a cuatro zonas muy alejadas en el inmenso territorio ruso, en conformidad con la voluntad de su promotor, el ex presidente y actual primer ministro, Vladimir Putin. Esta ley está destinada a poner fin a una época muy peculiar de la historia de Rusia, que comenzó en el caos de los años 90, cuando malhechores y ‘nuevos rusos’ dejaban su fortuna recién adquirida en establecimientos extravagantes y a menudo dudosos, surgidos como un virus poco después del derrumbe de la Unión Soviética. Los propietarios, que durante mucho tiempo trataron de obtener un periodo de gracia, parecían resignados a la desaparición de sus establecimientos. En la calle Novy Arbat, gran arteria del centro de Moscú, célebre por sus numerosos casinos, una periodista de la AFP constató que los locales concernidos cumplían con la nueva legislación. “El casino ha sido cerrado en conformidad con la ley”, indicaba un cartel colocado en la puerta de unos de estos establecimientos, cuyas luces de neón ya estaban apagadas. A unos metros, varios empleados transportaban máquinas tragamonedas fuera de la sala de juego Metelitsa. Las 513 salas de juego de la capital rusa fueron ocupadas durante la madrugada por equipos especiales encargados por las autoridades de verificar que cumplían la ley, indicó la agencia Ria Novosti. “Hoy (ayer) a partir de medianoche se han efectuado controles sobre el cierre de los casinos y salas de juego. Durante la noche, 115 equipos operativos inspeccionaron más de 500 salas de juego y todas fueron cerradas conforme a la ley”, declaró un portavoz de la Alcaldía moscovita, Leonid Krutakov. Según la legislación, sólo cuatro zonas de Rusia están autorizadas a partir de ahora a tener locales de juego: Kaliningrado, en el extremo oeste del país, Azov (en la región de Rostov, sur), la región del Altai (Siberia) y Vladivostok (extremo oriente) En esta época de crisis económica, la medida, que deja sin trabajo a decenas de miles de empleados, fue criticada por su costo social, que las autoridades intentaron minimizar. “Yo creo que esto no tendrá ningún impacto en el empleo de la población”, declaró el jefe de la Agencia Federal del Trabajo, Yuri Guertsi. “Los empleados involucrados pueden utilizar su experiencia y competencias allí donde está previsto transferir estos casinos”, añadió. 30.000 personas habrían perdido sus trabajos por cuenta del cierre de casinos en Rusia. Relaciones peligrosas Vladimir Putin tuvo la idea de cerrar los ca- sinos en el 2006 cuan- do era presidente des- pués de que el Ministerio del Interior relacionara varias operaciones de juegos en Moscú con el crimen organizado en Georgia.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido