Cauca, el que más escaló en el Índice de Competitividad

El estudio del Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario muestra que Bogotá pierde en institucionalidad.

El IDC mide el desempeño de 21 departamentos y Bogotá en diez pilares relevantes para la competitividad.

Archivo Portafolio

El IDC mide el desempeño de 21 departamentos y Bogotá en diez pilares relevantes para la competitividad.

Finanzas
POR:
octubre 28 de 2014 - 07:29 p.m.
2014-10-28

Bogotá, Antioquia, Caldas, Santander y Risaralda siguen encabezando el ránking de competitividad regional del país, de acuerdo con el Índice Departamental de Competitividad, que fue dado a conocer ayer por el Consejo Privado de Competitividad (CPC) y el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Ceped) de la Universidad del Rosario.

Sin embargo, si se comparan los datos con los del 2013, cuando se hizo por primera vez el cálculo, hay otros con mayores motivos de satisfacción, porque mejoraron su desempeño de una manera destacada: Cauca, que subió 4 puestos; Cundinamarca (3), Nariño y Meta (2), Sucre, Norte de Santander y Cesar (1). En cambio habría motivo de preocupación en Huila, que bajó 5 escaños, Boyacá y Quindío (3), Magdalena (2) y Bolívar (1).

El índice Departamental de Competitividad (IDC) considera 90 variables agrupadas en 10 grandes bloques: instituciones, infraestructura, tamaño del mercado, educación básica y media, salud, medio ambiente, educación superior y capacitación, eficiencia de los mercados, innovación y dinámica empresarial y sofisticación y diversificación.

“Lo importante es ver en qué puede mejorar para subir su competitividad, porque si todos suben, la competitividad del país aumenta”, destacó el director del estudio, Juan Felipe Quintero.

Además, la presidenta del Consejo de Competitividad, Rosario Córdoba, y el director del Ceped, Saúl Pineda, coincidieron en destacar la importancia de que el Gobierno tome en cuenta las conclusiones del informe para formular el Plan Nacional de Desarrollo, que presentará para la aprobación del Congreso en febrero próximo.

En la presentación se puso el dedo en la llaga sobre Bogotá, que aún conservando un liderazgo que se advertía desde el año pasado, bajó una décima en el índice general.

Llama la atención como la capital del país obtuvo el peor resultado en institucionalidad –donde se miden el desempeño administrativo y fiscal, la transparencia y temas de seguridad y justicia– al bajar del puesto 8 al 19 del 2013 a este año y tener una calificación de 5,48 sobre 10.

En buena parte, según el documento, esto se debió a la baja nota que obtuvo en el índice de Gobierno abierto que maneja la Procuraduría, en el que pasó del puesto 16 al 22, y en la medición que hace Planeación Nacional sobre la eficiencia en la gestión pública, donde pasó del puesto 2 al 8.

En el mismo ítem, Risaralda mantiene el primer puesto, con una calificación de 8,22 sobre 10. En cambio, el distrito capital se mantiene en el primer puesto en temas como infraestructura, tamaño del mercado, salud, educación, eficiencia y sofisticación e innovación.

ASÍ QUEDARON LAS PRINCIPALES VARIABLES

En infraestructura, a Bogotá la escoltan Risaralda, Caldas, Antioquia y Valle del Cauca. Este pilar mide aspectos como cobertura en servicios públicos y costo de la energía, conectividad, vías y costo para la salida de los productos hacia los puertos y el mercado interno. Cesar, aunque no estuvo en el ‘ránking’, subió 6 puestos; Antioquia 3, Norte de Santander y Cauca 2 y Cundinamarca 1.

En tamaño del mercado, mejoraron Nariño, La Guajira, Cauca, Risaralda, y Quindío.

En eficiencia los laureles fueron para Tolima, Cundinamarca, Santander, Norte de Santander y Antioquia. En sofisticación y diversificación de la canasta exportadora, Atlántico se ubica en primer lugar.