CCI le pone competitividad a las frutas y a las verduras

“Esta estrategia encaja con lo planteado por el Ministerio de Agricultura y la visión del Gobierno, frente a lo que pretenden los acuerdos de La Habana”.

Adriana Senior / Presidenta de la Corporación Colombia Internacional.

Archivo Portafolio.co

Adriana Senior / Presidenta de la Corporación Colombia Internacional.

POR:
junio 23 de 2014 - 08:35 p.m.
2014-06-23

Sustituir cultivos ilícitos y trabajar con los pequeños productores no es la única función que deben cumplir los modelos de proyectos de desarrollo agroempresarial que la Corporación Colombia Internacional ha venido trabajando en varias regiones del país.

La estrategia desarrollada por el Gobierno, en alianza con el sector privado, es el punto de partida para impulsar clusters regionales competitivos.

Esa es la razón por la que la CCI, con su intervención en el campo colombiano, ha apoyado a los productores en la búsqueda de su competitividad y sostenibilidad, como lo ha venido presentando en diferentes escenarios durante los últimos 10 años, logrando garantizar la compra de productos como las frutas y verduras, uno de los subsectores ganadores en el mercado, tema que su presidenta, Adriana Senior, explicará mañana en el foro Colombian Fruits & Vegetables, que se realizará en el hotel Hilton de la calle 72 de Bogotá.

Las cifras hablan por sí solas, las importaciones de frutas a nivel mundial son de 75 millones de toneladas, equivalente a más de 105.000 millones de dólares con un crecimiento promedio anual de 8,4 por ciento.

En lo que tiene que ver con verduras, las importaciones mundiales superan los 68.000 millones de dólares, concentradas en un 70 por ciento en 17 países. Colombia no alcanza a exportar 1.000 millones de dólares de frutas y verduras frescas y procesadas, a pesar de contar con todos los microclimas y la cultura agrícola, como sí lo hicieron Chile y Perú.

Para mejorar los indicadores de Colombia en el subsector de frutas y verduras, además de otros potenciales como pesca y acuicultura, cacao, caucho, reforestación y agroindustria alimenticia, la experiencia de la CCI como socio estratégico del Gobierno y con el apoyo del sector privado puede capitalizarse al fortalecer los efectos demostrativos que se han implementado en una región y multiplicado en otras.

La funcionaria señala que un segundo aspecto tiene que ver con el objetivo de que los productores sean agroempresarios, a través de alianzas productivas y de sociedades de campesinos, dejando a un lado los proyectos individuales artesanales, que dificultan su llegada a los mercados internacionales. Con esta orientación se plantea la necesidad de darles un mejor aprovechamiento a los tratados de libre comercio que el país tiene vigentes con 13 países y bloques de naciones.

De acuerdo con Senior, se pretende elevar la competitividad de los productores, aplicando conceptos técnicos que aumenten los niveles de producción y generen mayor rentabilidad para los campesinos.

El cuarto criterio es el de la sostenibilidad.

Con el se garantiza la comercialización de las cosechas desde el mismo momento en que se inicia un proyecto.

Después de un periodo de tres años, se estima que los cultivadores están en capacidad de marchar solos, empoderados del proceso productivo y comercial.

“Esta es una estrategia que encaja perfectamente con todo el planteamiento del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la visión del Gobierno Nacional, entre otros, frente a lo que pretenden los acuerdos de La Habana entre el Gobierno y las Farc, relacionadas no solamente con la sustitución de cultivos ilícitos, sino con la generación de ingresos y mejora de las condiciones de vida de los productores del campo”.

La presidenta de la CCI asegura que este debe ser un proceso que debe trabajarse vinculando de manera decidida al sector privado, a la cooperación internacional, a los capitales extranjeros, a fin de desarrollar proyectos productivos con fines de exportación.

“Ya tenemos varios ejemplos de productores de frutas y vegetales que han colocado sus productos en el mercado internacional, acompañados por la Corporación”.

PRODUCTOS AGRÍCOLAS CON ALTO VALOR AGREGADO

La CCI ha venido trabajando con la comunidad, fortaleciendo temas como los deportivos, culturales, la mejora en la infraestructura, manejo de necesidades sociales como educación y salud, entre otros aspectos, al igual que financiamiento.

“El paso que sigue es estructurar planes de negocio para aquellos productos en donde sean muchos los actores involucrados, siendo los gremios, las asociaciones de productores y la industria nacional los primeros en participar y podamos vender una Colombia con productos diversificados con alto valor agregado que tenga reconocimiento en el mercado mundial”.

Siga bajando para encontrar más contenido