La CE, "optimista" sobre la posibilidad de avances la semana próxima contra el cambio climático

Negociadores de ese bloque dijeron estar a la expectativa de los resultados de la próxima cumbre del G-8, que agrupa a las ocho grandes economías del mundo.

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

En la anterior cumbre del Grupo de los Ocho (Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá, Japón y Rusia), celebrada hace un año en esa localidad alemana, los líderes no pudieron ponerse de acuerdo sobre un objetivo a largo plazo, cifrado y vinculante, para la reducción de los gases de efecto invernadero.

A lo más que llegaron fue a prometer que estudiarían "seriamente" las decisiones ya tomadas por la UE, Canadá y Japón, "que incluyen la reducción de las emisiones, al menos a la mitad, de aquí a 2050".

La CE confía en que esta vez las conclusiones reflejen "un lenguaje más claro" y "compartido por todos" sobre los objetivos a largo plazo. Igualmente, la Comisión, que estará representada por su presidente, el portugués José Manuel Durâo Barroso, espera que los ocho grandes, y especialmente Estados Unidos, asuman objetivos a medio plazo que hagan creíble la meta final.

Los países europeos se encuentran en la vanguardia de este combate y han conseguido atraer hacia sus posiciones a Japón y Canadá.

Los Veintisiete se comprometieron hace un año a reducir en un 20 por ciento sus emisiones de CO2 de aquí a 2020, respecto a los niveles de 1990, y ofrecieron llegar al 30 por ciento si los demás países industrializados se sumaban al esfuerzo, en el marco de un acuerdo global que debería ser alcanzado en 2009.

Un alto negociador de la U.E., que está al corriente de los adelantos subrayó la importancia de que la región tenga ya una posición común fuerte sobre la cuestión del calentamiento global.

Esa unidad, agregó, explica la "capacidad creciente de Europa para influir en el debate mundial sobre el clima, y vamos a verlo también en la cumbre del G8 en Japón".

"Es un buen símbolo del potencial de Europa ante los desafíos mundiales", añadió.

Aunque insistió en la posibilidad de avances, el negociador reconoció la dificultad del ejercicio.

"No me espero que Estados Unidos suscriba nuestras cifras y objetivos", pero en cualquier caso "esperamos que se dé un paso adelante y que el progreso se haga en dirección a las posiciones de la UE", dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido