La CE reconoce su preocupación por el plan de ajuste italiano

La Comisión Europea (CE) reconoció el viernes su preocupación por el plan de ajuste italiano, ya que confía mucho en la lucha contra el fraude fiscal y no tanto en medidas que promuevan el crecimiento de la actividad económica.

POR:
septiembre 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-05

"Estamos preocupados por la importante dependencia de la lucha contra la evasión fiscal en la nueva propuesta" de ajuste, declaró el viernes el portavoz de Economía de la CE, Amadeu Altafaj. "La efectividad de las medidas en este área es siempre muy difícil de evaluar", añadió. Por ello, apuntó que en el próximo presupuesto del Estado "las medidas de fomento del crecimiento deberían ser más preeminentes", como por ejemplo una mayor liberalización de los servicios públicos a nivel local o del funcionamiento de las profesiones. Aún así, el portavoz económico de la CE dijo que en Bruselas no se espera que el objetivo de déficit para los próximos años, aprobado por el Gobierno durante agosto, sea modificado durante el debate parlamentario. Altafaj recordó la política habitual de la CE de esperar a ver qué aprueba finalmente el Parlamento antes de hacer un análisis detallado. "Esperaremos el texto final para hacer un examen completo", dijo. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, habló a última hora de ayer con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sobre el proceso de aprobación de las medidas. El Gobierno italiano aprobó el pasado 12 de agosto un plan de ajuste de 45.000 millones de euros, pero desde entonces ha habido numerosas enmiendas, que rebajan la ambición de las medidas, ante las críticas que el proyecto recibió tanto a la izquierda como a la derecha del Ejecutivo. El objetivo es alcanzar el equilibrio presupuestario en el 2013, pero los últimos cambios introducidos al plan han acentuado la lucha contra el déficit fiscal a fin de evitar algunas medidas que no eran del agrado de la Liga Norte, socio parlamentario de Berlusconi. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, indicó que Italia debe llevar a cabo reformas estructurales y mantener el compromiso que tomó el mes pasado de recortar su déficit e incrementar la flexibilidad de su economía.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido