Con la Celac, A. Latina busca la integración

El nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) mañana en Caracas culmina décadas de conciliación de posturas y un proceso de integración regional que ahora se plasma en un mecanismo capaz de hacer sombra a la Organización de Estados Americanos (OEA).

POR:
diciembre 02 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-02

"Un foro sólo de países latinoamericanos y caribeños porque estamos en capacidad de resolver nuestros problemas sin tutelas de nadie", aseguró el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en junio pasado, días antes de una primera convocatoria de esta misma cumbre, que debió ser aplazada por el paréntesis al que obligó la enfermedad del presidente venezolano, Hugo Chávez. La Celac nace como un órgano cargado de simbología, sin Estados Unidos ni Canadá, que forman con latinoamericanos y caribeños la Organización de Estados Americanos (OEA), ni España y Portugal, que están unidos a los primeros en la Cumbre Iberoamericana. De la paz centroamericana a la integración de un continente, las aspiraciones del proyecto que encarna la Celac arrancan en los años 80 con un recorrido que pasa por el Grupo de Río y que ahora da un ambicioso salto cualitativo. La Celac reunirá el patrimonio del Grupo de Río, heredero de la iniciativa de Contadora, que sirvió para apoyar las iniciativas de paz en la Centroamérica de los años 80. En febrero del 2010, en la Cumbre del Grupo de Río y de la Calc en Cancún (México), la unión aprobada antes en Brasil cobró forma y nombre como Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, una denominación aún no definitiva, según explicó entonces el presidente anfitrión, Felipe Calderón. "Hemos decidido, primero, constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños como espacio regional propio que una a todos los Estados", dijo Calderón, y se programó la reunión en Venezuela para el lanzamiento, la de ahora, y la siguiente el año entrante en Chile. De la Celac harán todos los países del continente americano excepto Estados Unidos y Canadá. Por su parte, estos últimos junto con la Organización de Estados Americanos (OEA), guardaron silencio ante la creación de la Celac, pero según los analistas no es un síntoma de preocupación, pues los dos países apuestan desde hace tiempo por el bilateralismo en sus relaciones regionales.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido