Cementeras siguen su ensanche

Una caída de 5,7 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) de la construcción durante el primer trimestre de este año y de 34,7 por ciento en las obras civiles, que a su vez generó que en junio de este año los despachos de cemento cayeran 7,4 por ciento, no son impedimentos para que los grupos cementeros emprendan el ensanche de la capacidad instalada en el país.

POR:
julio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-30

Tampoco lo son los indicadores de la industria: la producción creció a mayo el 3,1 por ciento, las ventas totales 3 por ciento y los ingresos en el mercado nacional 6,2 por ciento. El mercado de cemento es de unas 9 millones de toneladas anuales y prometen aparecer pequeños jugadores, como Cementos Tequendama, de Gabriel Humberto Zárate Sánchez, uno de los fundadores de Davivienda, que vendió parte de sus acciones en esa financiera para dedicarlos a su proyecto. Cementos Tequendama entraría en operación en septiembre en Suesca (Cundinamarca), con una capacidad de 200.000 toneladas. No obstante, el sector es dominado por tres grupos: Cementos Argos, con 51 por ciento, la mexicana Cémex, con 35 por ciento, y la suiza Holcim, con 14 por ciento. Aunque como todo negocio requiere alta tecnología tiene fuertes barreras de entrada para pequeños inversionistas, pues una planta inclusive de segunda mano puede llegar a costar 40 millones de dólares y una de primera entre 80 y 120 millones de dólares. Esta última puede producir escasamente 600.000 toneladas anuales. Cémex no tiene inversiones en marcha para ampliar capacidad, pero está atenta al curso de la demanda para decidirse a ampliar la actual capacidad de producción en el país. Sin embargo, Cementos Argos y Holcim ya han apostado a las ampliaciones. Cementos Argos empezó a ejecutar en el 2007 una nueva planta en Cartagena, que este año quedó cobijada como zona franca especial. OTRAS RAZONES Según el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, las cifras de la encuesta industrial a mayo demuestran que las ventas internas están creciendo por encima de las totales, a pesar que no sean las mismas cifras del año pasado. “Hay condiciones que les permite creer a los empresarios que las cifras, tanto en producción como en ventas, van a recuperarse a partir de julio, e incluso esperan que el crecimiento del sector termine por encima del 4 por ciento”, agregó. En su opinión, el aumento de la capacidad instalada está en muchos casos orientada a la modernización de las industrias, para ser más competitivas en los mercados internacionales. Desaceleración no afectó resultados de Argos Los ingresos de la firma en Colombia ganan participación en sus ingresos totales. Ni la desaceleración de Estados Unidos, el frío imperante en este país o el enfriamiento de la construcción en Colombia lograron congelar los resultados financieros de la empresa Cementos Argos durante el primer semestre de este año. Inclusive los ingresos del grupo cementero más grande del país y unos de los mayores de Latinoamérica sumaron 1.022 millones de dólares, con un aumento de 13 por ciento con relación a igual período del 2007 y siete puntos porcentuales por encima del nivel de inflación del periodo. Según se desprende los resultados revelados por la compañía, la desaceleración en Estados Unidos y el mal tiempo imperante en este país, donde el 39 por ciento de los días hábiles del período hubo lluvias o fríos extremos, los cuales impidieron la operación normal de sus filiales concreteras y un mejor comportamiento de los resultados de Argos. Las yardas cúbicas de concreto vendidas por el grupo en E.U. ascendieron a 3,7 millones, con una disminución de 3,3 por ciento con respecto al primer semestre del 2007. Además, sus ingresos sumaron 356 millones de dólares, con una caída similar a la que registraron sus ventas en volumen . En Colombia, la compañía registró ventas no consolidadas por 624.704 millones de pesos, con un aumento de 15 por ciento con respecto a los seis primeros meses del 2007. Aunque existe una evidente desaceleración de la construcción hay obras civiles, edificación de viviendas y otros proyectos planeados con anterioridad que siguen impulsando las ventas de cemento y concreto. Otro hecho, según Argos, que ha permitido mejorar su resultado es la mejor gestión en optimización de la cadena logística, ya que implementó un modelo acompañado de herramientas tecnológicas que controlan los gastos de administración y ventas. El aumento de precios estuvo por debajo de la inflación, aunque mejora levemente el flujo de caja y el margen operacional. Holcim prepara recursos para su ampliación Hace algunos días, el presidente de Holcim Colombia, Moisés Pérez Yunes anunció una inversión de 100 millones de dólares para ampliar la capacidad instalada de producción de cemento en la planta de Nobsa (Boyacá). Sin el ensanche, la participación del grupo europeo en el mercado de cemento es 1,26 millones de toneladas. El proyecto de Holcim arrancó en días pasados y tendrá una duración de 18 meses. Se instalará un molino vertical de rodillos con el fin de incrementar la capacidad actual de producción de cemento en 700.000 toneladas, lo que significará un aumento del 45 por ciento con relación a la actual El ejecutivo considera también que la industria de la construcción seguirá creciendo y demandando insumos, pues aún se requieren obras de infraestructura, viviendas y edificaciones comerciales claves. Como en Argos, la nueva normatividad de zonas francas, que solo genera un impuesto de renta del 15 por ciento frente al generalizado del 34 por ciento, la atrae, aunque no ha solicitado acogerse. Las cada vez más exigentes normas de responsabilidad ambiental también motivan a las cementeras a construir plantas con última tecnología. La de Holcim integrará el secado de las materias primas, la separación de partículas y la molienda final del producto. Igualmente, reducirá en 35 por ciento el consumo de energía eléctrica.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido