Cementos Andino invierte en E.U.

Las empresas colombianas siguen internacionalizando sus negocios y se acaba de anunciar el ingreso de un grupo de inversionistas colombianos a la región de Louisiana, uno de los estados norteamericanos devastados por el huracán ‘Rita’ a finales del 2005.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 14 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-14

La Comisión de la Agricultura y Silvicultura de Louisiana, en Estados Unidos, con el aval de la Autoridad de Financiamiento Agropecuario, protocolizó el viernes pasado un acuerdo para vender a la colombiana Cementos Andino el 80 por ciento del molino de caña Lacassine y que requiere una planta anexa para procesar etanol, la cual tendrá un costo de 50 millones de dólares. “Este es un gran día para la gente de Luisiana. La planta del etanol traerá beneficios adicionales a los agricultores, pues creará empleo. En el futuro los precios de combustible podrían bajar y hacernos menos dependientes del petróleo extranjero”, dijo el comisionado, Bob Odom, en comunicado de prensa. Como parte del convenio, los agricultores, a través de Lake Charles Cane Cooperative, tendrán el 20 por ciento del molino de caña y un porcentaje similar de la planta de etanol (alcohol carburante). La familia dueña de Cementos Andino vendió recientemente los activos de sus negocios de cemento y concreto para focalizarse en los proyectos de etanol. El presidente de Cementos Andino, Daniel Pelaéz, dice que esa familia hace parte de un conglomerado industrial con experiencia en diversas actividades, como la industria de materiales de construcción y agroindustria. Para el proyecto en Lacassine, los inversionistas colombianos reclutaron técnicos con tres décadas de experiencia en la industria azucarera y otros que instalan plantas del etanol en Colombia , las cuales producen cerca de un millón de litros diarios del carburante. Según el empresario, esta inversión es un paso significativo hacia la internacionalización del Grupo y en su decisión de focalizarse en negocios de ese tipo en Norteamérica y Suramérica donde adelanta algunos proyectos para la producción del etanol a partir de la caña de azúcar. Los recursos que obtuvieron los socios de Andino por la venta de los activos de cemento serán reinvertidos en el negocio. “Esta es una apuesta en el futuro de la energía verde”, agrega Peláez. La compañía colombiana pagó un depósito de 300.000 dólares y en 15 días comenzará a tramitar los permisos ambientales necesarios para la construcción de la planta de etanol. El molino de procesamiento de caña fue financiado por el Estado por 45 millones de dólares, y Cementos Andino y Lake Charles Cane Cooperative lo adquirirán en 60 millones de dólares. El ingenio elaborará el jugo con caña de azúcar cultivada en el suroriente de Luisiana. El jugo de caña será utilizada para producir por destilación etanol en el sitio o transportarlo a ingenios al suroriente de Luisiana, para procesar azúcar cruda. En el futuro sería transportado por tren al suroriente del etado para producir también azúcar cruda. Daniel Lichtl y la firma Fowler, Rodriguez & Chalos fueron asesores de Andino en esta transacción. 110 millones de dólares invertirán los socios colombianos y estadounidenses en el desarrollo de la nueva planta para la producción de biocombustibles en Louisiana.

Siga bajando para encontrar más contenido