20 años de la descentralización del Banco de la República

El Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER),creado en 1997, produjo cerca de 300 documentos de trabajo enfocados en la economía regional.

Adolfo Meisel, codirector de la junta directiva del Banco de la República lleva cuatro años en su cargo y ha liderado varias de las investigaciones de la historia económica del país.

Adolfo Meisel, codirector de la junta directiva del Banco de la República lleva cuatro años en su cargo y ha liderado varias de las investigaciones de la historia económica del país.

POR:
Portafolio
febrero 21 de 2017 - 08:32 p.m.
2017-02-21

Con el objetivo de descentralizar la investigación económica en el país, el Banco de la República inició en 1997 el fortalecimiento de los centros de investigación económica regional. El primero de ellos surgió con la creación del Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) en Cartagena.

Adolfo Meisel, codirector de la junta directiva del Emisor, hizo un recorrido por el aporte a la investigación económica desde la creación del CEER, que en 20 años ha dejado casi 300 documentos de trabajo que han servido para el diagnóstico de problemáticas sociales y como insumo de los hacedores de política para saber cómo enfrentarlas.

En CEER ha servido para varias cosas. Una de ellas, darle solidez intelectual al tema de la desigualdad en Colombia, dos, a conocer aspectos de la economía regional que se conocen poco y se estudian poco, un ejemplo de esto es el mototaxismo, uno de los documentos elaborados fue sobre esta actividad en Sincelejo”, sostiene Meisel quien recuerda que tras el éxito del CEER de la ‘heróica’ se crearon unos años después los centros de investigación en Medellín (2005 con énfasis en economía laboral y social), Cali (2012 concentrado en industria y comercio exterior) y Bucaramanga (2016 enfocado al estudio de la agricultura y el medio ambiente).

El propósito de todos ellos fue la especialización de la investigación en diferentes temas de gran importancia para las economías locales y la nacional.


Resalta Meisel entre los aportes de estos centros de estudio un documento en el que se comprueba que las dobles y triples jornadas afectan el desempeño académico de los estudiantes, “básicamente lo que mostró el documento es que a los estudiantes de la primera jornada les va mejor que a los de la segunda; y que a los estudiantes de la tercera les va peor que a los demás”, anotó Meisel Roca.

Pero el Codirector no solamente destaca los aportes en investigación, además, sostiene que ha sido uno de los grandes formadores de capital humano, destaca que actualmente en Cartagena trabajan con el banco 5 funcionarios doctorados que han adelantado sus estudios con becas del Emisor, y lo que se espera es que al cierre de este año vuelvan otros 2 para completar 7; dos más seguirían adelantando sus estudios para posteriormente vincularse de nuevo con el banco central.

Todos estos economistas, además de trabajar con el CEER, dictan clases en las universidades locales, lo cual contribuye a mejorar la formación de otros capitales humanos”, sostiene Meisel.

Destacó también que el CEER tiene tres factores que lo han posicionado como uno de los principales centros de investigación del país: (i) el componente histórico y geográfico en los que ha basado sus investigaciones y publicaciones; (ii) el lenguaje claro por medio del cual se divulgan los resultados de las investigaciones; y (iii) la pertinencia de sus trabajos de investigación, los cuales están orientados a servir de base para el diseño de políticas públicas del orden local, regional y nacional.

Otro elemento que destaca del centro de estudios en estos años es que se ha trabajado para un público diverso. Un primer grupo está compuesto por pares académicos, conformado por profesores e investigadores de otros centros de investigación, nacionales e internacionales.

En un segundo grupo se encuentran los tomadores de decisiones del ámbito municipal, departamental y nacional. En tercer lugar están las universidades regionales con interés en el análisis de los aspectos socioeconómicos y de historia económica de las regiones del país.

Meisel resalta que de cara al futuro se pretende mejorar la estrategia de divulgación de los trabajos. En la actualidad existen nuevas formas de difusión en redes sociales. El centro debe proyectarse al uso de nuevas herramientas de divulgación que incorporen estas tendencias de difusión del conocimiento.

De igual manera, se debe mantener la presencia de los investigadores en las regiones, por medio del trabajo de campo, en la búsqueda de información o presentando los resultados de sus investigaciones.

Así mismo se plantea la posibilidad de redactar los documentos en inglés para contribuir con su divulgación, así como se requiere un manejo adecuado de las bases de datos de distribución de los documentos, en donde se puedan identificar públicos objetivos en los territorios de aquellos trabajos que estén orientados a determinadas zonas del país.


Siga bajando para encontrar más contenido