Cerca de 61% de contratación en el sector público es a dedo

Informe de Auditoría advierte sobre un grave riesgo de nóminas paralelas.

En el Hospital de Chapinero se hizo contrato directo por 33.000 millones para suministro de insumos.

Sebastian Salazar / EL TIEMPO

En el Hospital de Chapinero se hizo contrato directo por 33.000 millones para suministro de insumos.

POR:
mayo 27 de 2013 - 11:51 a.m.
2013-05-27

El 61 por ciento de los 882.383 contratos que firmaron las entidades públicas en las regiones del país durante el 2012 se hizo en forma directa o a dedo, lo que aumenta el riesgo de corrupción y mal uso de los recursos públicos.

Así lo estableció la Auditoría General, que acaba de revelar el Informe Triple C, el cual se realiza anualmente desde hace tres años.

La contratación directa se está aplicando, tanto para hacer obras como para vincular personal. Fue así como la Auditoría identificó un incremento de contratos de servicios profesionales personales, es decir, que pasan por encima de la meritocracia. Esto, a juicio del organismo de control, “se orienta hacia la nómina paralela”.

Bolívar fue el departamento que más utilizó esta modalidad, con la que suscribió el 84,2 por ciento de toda su contratación.

De hecho, la Auditoría puso como ejemplo un contrato por la nada despreciable suma de 6.000 millones de pesos. Su objetivo era vincular personal para administrar el servicio público educativo en varias instituciones de Bolívar. “Es uno de los contratos estatales celebrados a través de contratación directa, con aparente riesgo”, se señala en el informe.

De alto riesgo

Por el lado de la salud también se hace feria con la contratación. Las entidades prestadoras de salud siguen haciendo uso de las denominadas cooperativas de trabajo asociado.

“Estas, además de estar prohibidas, son más propensas a adquirir bienes y servicios de manera directa”, indica el informe.

Para la Auditoría, también representa un alto riesgo el hecho de que el 42 por ciento de la contratación se efectúe por régimen especial, el cual es principalmente utilizado en la contratación de los hospitales y las empresas de servicios públicos. “Este régimen cuenta con una amplia libertad para contratar de manera subjetiva con quien a bien lo consideren, generándose así una burla a los procedimientos establecidos en el Estatuto de Contratación Pública”, señala la Auditoría.

Por el contrario, por licitación pública, que es la que debería primar, solo se contrataron 3,2 billones (21%), mientras que en 2011 la cifra fue de 8,2 billones de pesos.

De acuerdo con el estudio, el año pasado la contratación pública fue mayor en número de contratos, pero menor en monto. Mientras que en el 2011 se contrataron 33 billones de pesos, en el 2012 la cifra solo alcanzó a ser de 28,5 billones, pero los contratos pasaron de 742.757 a 882.383.

Los que más contratan

Antioquia está a la cabeza como el mayor contratante: 8,6 billones de pesos es el valor de sus contratos. Le siguen Bogotá, Cundinamarca, Meta y Huila. En el otro extremo está San Andrés, que ocupa el último lugar, con una contratación de solo 28.000 millones de pesos.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido