Cerca del 80% de las viviendas en Bogotá no cumplen normas de sismorresistencia

Si bien se ha avanzado bastante en normatividad, y está próxima a salir una actualización de la ley sobre este tema, la tarea en el país empezó tarde, apenas en 1984.

POR:
marzo 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-25

Así lo afirma Ómar Cardona, miembro de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica y docente de la Universidad Nacional. El experto recuerda que con base en la mencionada ley se han levantado gran parte de las nuevas edificaciones "sin embargo no todas han acatado la norma. En la capital, el 60 por ciento de las viviendas han sido construidas de manera informal, no por ingenieros, sino por oficiales de la construcción, los llamados "maestros"", añadió.

Buena parte de lo construido en Bogotá, con un sismo de epicentro cercano que supere la magnitud de 7,5 grados en la escala de Richter, afectaría el 89 por ciento de las construcciones, y causaría desde fisuras hasta el colapso de la edificación, según un estudio realizado entre el 2000 y 2003 por la Agencia Internacional de Cooperación del Japón (Jica) en el que colaboró el Creprevé de la UN.

Por otra parte, un estudio de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica revela que con un terremoto de 7,6 grados sobre la escala de Richter se podría destruir entre el 10 por ciento y el 15 por ciento del valor de la ciudad. 

"En México, en 1985 se destruyó cerca del 5% del valor de la ciudad, y ello lo recordamos como uno de los fenómenos más brutales que ha ocurrido en una megaciudad", dijo Cardona. 

Con base en datos como éste, agregó el ingeniero, el Distrito está diseñando un Plan de Reconstrucción de la ciudad, en caso de terremoto. De igual manera, dijo que se ha venido haciendo un trabajo de reforzamiento de edificios públicos, en especial de hospitales y colegios. 

Bogotá en alerta
La situación preocupa más si se recuerda que la ciudad es uno de los puntos de mayor atención en el país ante la eventualidad de que ocurra un terremoto por estar cerca del Piedemonte Llanero.

El geólogo y profesor de la UN Thomas Carter, sostiene que las placas circundantes a Bogotá han aumentado su movimiento desde un tiempo atrás.

El geofísico Luis Alberto Briceño agrega que hay un gran número de fallas en el país, pero la que más se debe observar es la del Piedemonte "pues la diferencia de topografía no es arbitraria, hay un rompimiento, un límite. Sobre eso deberíamos tener más datos, más estaciones".

El experto considera necesaria la observación de muchos parámetros, como las variaciones de los campos eléctricos, deformaciones superficiales o el nivel del agua subterránea. 

"Los rompimientos de la zona alcanzan más de 100 kilómetros, lo que podría determinar la magnitud de un sismo", agregó.

Sumado a ello, se habla de un silencio sísmico. El último gran terremoto sentido en la ciudad fue en 1917. Desde ese entonces, solo se han producido temblores de baja y mediana magnitud. Ello, de acuerdo con el geólogo Cramer, puede ser un indicio de que hay mayor energía acumulada en la tierra. 

El 16 por ciento de la población colombiana vive en Bogotá, es decir, unos ocho millones de habitantes concentrados en una sabana, donde un alto porcentaje de lo construido no respeta las normas de sismorresistencia.

Viviendas sismorresistentes 
Para que una construcción sea considerada sismorresistente tiene que cumplir con tres condiciones: resistencia, disipación de energía (ductilidad) y estructura suficientemente rígida (que no se deje mover de forma demasiado flexible). 

La normatividad colombiana ha tomado el modelo de la estadounidense, adaptándola a las necesidades locales. 

Es vital que la vivienda se construya de acuerdo con las condiciones del suelo, pues ello influye en la amplificación de la onda sísmica. 

Por ejemplo, si un terreno es muy blando, se aconseja construir casas de 1 ó 2 pisos, no muy altas. Si los suelos son rígidos lo ideal son construcciones altas, de varios pisos. 

En el caso de los cerros de Bogotá hay varias casas de 1 ó 2 pisos, lo que las haría vulnerables, porque ese terreno es muy rígido. Por otra parte, en barrios como El Lago, entre la 76 y la 85 con 15, hay suelos muy blandos con edificios muy altos, que se verían afectados en caso de un posible sismo. 

El sur de Bogotá, de darse un terremoto con epicentro cercano, podría convertirse en una especie de Haití, después del sismo. La afectación mayor o menor de las zonas, aclaró Cardona, dependería de lo lejano o cercano que sea el fenómeno. 

En el momento en que suceda un terremoto es importante salir a un lugar despejado, sin muchos postes o cables. 

Si no existe un sitio de estas características, lo mejor es permanecer en casa, refugiado bajo una estructura resistente. Si la persona se encuentra en un piso alto, es preferible que no salga, para no correr el riesgo de sufrir daños mayores. 

Como lo expresó el profesor Agudelo, los padres deben hacer la tarea de preparar a sus hijos, por si están solos en un evento como este. (Fuente Agencias de Noticias UN).

Recomendaciones para protegerse en caso de terremoto
Para preservar su vida y la de sus seres queridos es importante que siga las siguientes recomendaciones:

  • Ante todo, protéjase y conserve la calma. Con el sonido de la tierra que se mueve y debido a la caída repentina de objetos es necesario actuar rápido.
  • Haga que su familia se mueva a los sitios de protección previamente acordados con un plan de emergencia. Luego del terremoto evacúe rápidamente.
  • Es imperativo que no se devuelva por ningún motivo.
  • No pierda tiempo, no trate de recuperar, joyas, electrodomésticos y otros objetos aparentemente importantes para usted, eso le puede costar la vida. Proteja a los niños y ponga en práctica la experiencia de los simulacros.

Recomendaciones en edificios altos

  • No intente abandonar el edificio. Tampoco se le ocurra utilizar el ascensor. Baje por la escalera, pero asegúrese de que está firme y no caerá si usted da un paso.
  • Proceda a evacuar tan pronto se acabe el terremoto y, si ya salió, no se devuelva.
  • Asegure su vida y la de sus familiares, no se preocupe por sacar del lugar todas sus pertenencias.
  • Recomendaciones si va en la calle

  • Además, hay que tener precaución con los cables de alta tensión y los vehículos fuera de control. Hay que protegerse en las zonas verdes y parques sin postes.
  • Por la acera: Evalúe la situación y busque un lugar seguro.
  • No ingrese a las edificaciones, aléjese de la vía y transite con precaución, es clave mantener la calma. Si está en una zona que conoce, intente dirigirse hacia un parque o un lote donde no haya construcciones.
  • Recomendaciones si está en sitios públicos

  • En los pasillos, evite los lugares cercanos a los ascensores y las escaleras, pues mucha gente, presa del pánico, intentará buscar esas salidas. Lo más importante es que mantenga la calma y tenga claro qué hacer.
  • Siga bajando para encontrar más contenido