Cerrado puerto de Barranquilla

Con remolcador intentarán desencallar dos buques varados, que bloquean el acceso.

Archivo Portafolio.co

Barco

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 24 de 2011 - 01:59 a.m.
2011-05-24

Del éxito de las maniobras que desde hoy (martes) haga el remolcador Uranos, proveniente de Estados Unidos, mañana miércoles se normalizarían las actividades de entrada y salida de buques de la zona portuaria de Barranquilla, cerrada desde el viernes pasado.
La reapertura sólo se podrá hacer cuando sean desencallados dos buques graneleros, el Magnum Power y el Chios Wind, que están varados desde hace varios días en bancos de sedimento formados en la desembocadura del río Magdalena, Bocas de Ceniza, en el canal del acceso al puerto, como consecuencia del fuerte invierno.
Las autoridades portuarias, lideradas por la Capitanía de Puerto, adoptaron la decisión del cierre ante los intentos fallidos de desvarar las dos embarcaciones usando remolcadores locales de baja potencia. Entre tanto, una veintena de buques han tenido que ser desviados a los puertos de Cartagena y Santa Marta.
No hay precisión sobre las pérdidas económicas, pero un cálculo hecho por la Asociación Portuaria, que agremia a las entidades ubicadas en el puerto local, las estiman en 1.200 millones de dólares desde el viernes hasta hoy martes.
La mercancía represada asciende a 200.000 toneladas.

Para el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, la situación portuaria de Barranquilla es crítica y requiere cuanto antes de la intervención del Gobierno Nacional, siendo lo primero la declaratoria de la urgencia evidente para contratar el dragado del canal de acceso
“¿Cuántos barcos más se tienen que encallar para que se tomen las medidas necesarias?”, preguntó el mandatario.
A raíz de los dos nuevos percances, voceros gremiales, como el presidente de la Sociedad Portuaria de Barranquilla, Fernando Arteta, criticó a Cormagdalena, entidad encargada del mantenimiento de la zona portuaria de Barranquilla, calificándola de negligente e ineficiente, sobre todo en lo relacionado con el dragado del canal.
Por su parte el director seccional de Cormagdalena en el Atlántico, Gregorio Rico, dijo que los barcos no encallaron porque encontraron obstáculos en el camino, sino por maniobras.
Invías asegura que el cierre se  hizo por precaución


En una reunión el Comité de Seguridad Portuaria, en la tarde del domingo, el director nacional de Invías, Carlos Rosado, ratificó que el puerto sólo será reabierto una vez sean desencallados el Chios Wind y el Magnum Power. “Se acordó no dejar entrar barcos porque puede venirse una peor tragedia”, dijo Rosado, quien destacó que las variaciones en la corriente del río Magdalena han tenido incidencia en ambos percances.

El cinco de abril pasado, duró 15 horas encallado el buque 'Ingrid Jacobsen', de bandera de la isla de Antigua.

Siga bajando para encontrar más contenido