Certificaciones falsas ponen en peligro a conductores

La falta de cumplimiento de las revisiones tecnicomecánicas o de gases genera que los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA) no les estén sacando provecho a las inversiones que hacen en su infraestructura, y las certificaciones falsas ponen en riesgo al sistema, a conductores y a peatones.

Gonzalo Corredor, presidente de la CDA.

Archivo Portafolio.co

Gonzalo Corredor, presidente de la CDA.

Finanzas
POR:
abril 11 de 2013 - 01:01 a.m.
2013-04-11

El presidente de la Asociación Nacional de Centros de Diagnóstico Automotor (CDA), Gonzalo Corredor Sanabria, afirma que 4,3 millones de carros en el país no hacen la revisión tecnicomecánica ni de gases y tienen certificaciones falsas.

Por ello, los centros de diagnóstico dejan de recibir 439.000 millones de pesos anuales y se pone en peligro a conductores y peatones.

Los empresarios han invertido cerca de 1,2 billones de pesos en infraestructura de los CDA, pero la evasión a las normas lleva a un bajo uso de la capacidad instalada, y podrían venir cierres o integraciones, para no perder su patrimonio.

¿Cuántos agremiados tiene Aso-CDA?

En el país hay 320 Centros de Diagnóstico Automotor y la asociación afilia a 210 de los que están en este momento habilitados para operar.

Sin embargo, hay funcionando solo 285, porque algunos han cerrado por cuestión financiera o por los cambios en la regulación, especialmente en lo relacionado con la Ley 769 del 2002, que ordenó la revisión tecnicomecánica y de emisiones contaminantes para todos los vehículos que rueden en las carreteras del país.

Lo que pretende la ONU es bajar la accidentalidad 50 por ciento, pero Colombia parece ir en contravía, porque hay unos 1.500 muertos al año y la cifra se incrementa.

Eso, precisamente, reducir la accidentalidad vial, es lo que busca la revisión tecnicomecánica y, en materia ambiental, bajar la alta contaminación en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali. El 10 de enero del 2012 se expidió el Decreto Ley antitrámites 019 que determinó que la primera revisión para los vehículos de servicio particular nuevos debería hacerse después del sexto año, y eso no se contemplaba al inicio del negocio.

¿Pero se está cumpliendo con el requisito de la revisión tecnicomecánica?

Sí, pero preocupa que se haya bajado la guardia con la discusión alrededor de los carros que no deben tenerla (menores a seis años), cuando en el país, de acuerdo al Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), se finalizó el 2012 con 8’870.000 vehículos en circulación.

Si aplicáramos la norma, como la interpreta el Ministerio de Transporte, habría que reducir la cifra en 1’280.000, que serían los particulares de menos de seis años.

Eso significa que 7’590.000 vehículos deberían estar obligados a hacer la revisión.

Sin embargo, el año anterior se realizaron solo 3’200.000, lo cual significa el 42,1 por ciento, y en este momento están rodando en el país 4’390.000 vehículos sin el certificado y eso significa el 57,8 por ciento.

No significa que esos 4,3 millones de vehículos que él mencionó no tengan certificado, lo que pasa es que muchos son falsos y en muchos casos la persona no lo sabe, pues recurrió a un tramitador. Siempre que se acuda a un tramitador, le van a entregar un certificado falso, porque los CDA no tienen tramitadores.

¿Cuáles propietarios son los que evaden más la expedición del certificado?

Los de servicio público, y eso es grave porque están transportando al 80 por ciento de los colombianos.

Los particulares son del orden del 18 por ciento.

El vehículo de servicio público, para no perder el día de producido, se va por el trámite indebido a conseguir el certificado, ya sea falso o que lo compra sin la revisión total.

Y también se acostumbra, dentro de los transportadores, hacerles modificaciones a los vehículos que no son permitidas. Por ejemplo, quitarles el regulador para que le de más revoluciones el motor. ¿Eso qué produce? Una contaminación por encima de los niveles permitidos.

¿Cuántos CDA están operando en Colombia?

De los 320 constituidos solo hay 292 operando, y han sido sancionados o cerrados unos 10, y los otros 18 clausuraron por inviables, algunos por el incumplimiento de normas, porque, además de la habilitación, hay que hacer un proceso ante el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (Onac).

¿Las menores ventas de vehículos nuevos afectan el negocio de los CDA?

No tanto, pero la evasión grande es la corrupción y la venta de certificados falsos. Por fortuna, la Superintendencia Portuaria y de Transporte sacó una resolución que obliga a grabar todos los procesos en los CDA las 24 horas del día.

Es que hay gente pagando 250.000 o 280.000 pesos, el doble de lo que vale una revisión legal, y además pone en riesgo la vida de la familia y de la gente con la que comparte vías. Con la nueva base de datos se sabrá dónde se hizo la revisión y simplemente se acude a la grabación y se van a conocer los índices que marcó el examen.

Desde el punto de vista del negocio, ¿cuánto reciben en ingresos los CDA al año?

La revisión de los carros livianos vale de 100.000 a 120.000 pesos, los pesados entre 150.000 y 180.000, y las tractomulas, 200.000 pesos. Si multiplicamos eso por el número de vehículos que deben hacer la revisión (3’200.000 a 100.000 pesos promedio) estamos hablando de 320.000 millones de pesos al año. Pero si multiplicamos los 4’390.000 carros que dejan de hacer la revisión, estamos hablando de 439.000 millones de pesos más.

Hay una sobreoferta en la capacidad de los CDA, pues solo en horario de oficina, de lunes a viernes, podemos revisar 25 millones de vehículos y en el país solo hay un poco más de siete millones de carros. Las inversiones han representado entre 12.000 y 15.000 millones de pesos, pero en promedio son 3.000 millones de pesos.

Entonces, en los 320 CDA se han invertido 1 billón de pesos, más 200.000 millones en equipos. Además, generan 5.000 empleos directos y 10.000 indirectos.

Economía y Negocios