CES alerta al Presidente de la Comisión Europea sobre violencia contra sindicalistas en Colombia

En abril, sindicalistas colombianos, estadounidenses y europeos, entregaron documentación para respaldar sus denuncias a eurodiputados y negociadores del TLC entre Colombia y la UE.

POR:
mayo 29 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-29

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) envió hoy una carta al presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, para denunciar "el continuo asesinato de líderes sindicales en Colombia" y "la pasividad" del Gobierno de Álvaro Uribe para remediarlo.    

"A cambio, el presidente colombiano centra sus esfuerzos en presentar en el exterior una visión idílica de Colombia", recalca la misiva firmada por el secretario general de la CES, John Monks, según un comunicado de esta organización que representa a 60 millones de trabajadores europeos.    

La CES denuncia la "grave situación de derechos humanos en Colombia" y subraya "el aniquilamiento del colectivo sindical en ese país".    

"En lo que va de 2009 ha habido que lamentar la muerte de quince de sus militantes en medio de la pasividad del Gobierno", dice Monks, que pretende transmitir a Barroso que "Colombia arrastra una situación permanente de violación de derechos humanos".    

Ante la "idílica" imagen exterior del Gobierno de Uribe, las principales centrales obreras de Colombia, CUT, CGT y CTC, "nos vienen alertando y documentando en sentido contrario", añade el secretario general de la CES.    

En la última semana de abril, sindicalistas colombianos, estadounidenses y europeos, entregaron documentación para respaldar sus denuncias a eurodiputados y negociadores del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y la UE.    

Solicitaron a la UE que en las negociaciones se tenga en cuenta la opinión de los representantes de los trabajadores colombianos "que ven en este acuerdo comercial una afrenta contra sus derechos" sindicales.    

Unos derechos, añaden, que "allí ya están en precario, mientras se potencia la riqueza de unos cuantos que, en no pocos casos, están vinculados directamente a las violaciones de los derechos humanos".    

En este sentido, Monks recomienda a Barroso que la CE retome las negociaciones con la Comunidad Andina y exija que un eventual acuerdo recoja la participación efectiva de los sindicatos en el control y seguimiento de la aplicación de los Convenios Fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo.    

El representante de la CES pone el acento en que negociar únicamente con Colombia es un "grave error", porque "sus dirigentes presentan estas negociaciones como una prueba de que Europa avala una situación que dista de ser democrática, pacífica y menos aún, justa socialmente".

Siga bajando para encontrar más contenido