Las cesantías tendrán mayores rendimientos

Fomentar el ahorro entre los trabajadores y crear conciencia frente a las decisiones de inversión que hagan sobre dichos recursos son algunas de las ventajas que ofrecen los Multiportafolios, que entraron a regir a partir del primero de enero de este año, con el nuevo régimen de cesantías.

POR:
enero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-26

Este cambio en la forma de administrar esta prestación social está contemplado en la Ley 1328 o reforma financiera, que fue sancionada por el Gobierno Nacional el 15 de Julio del 2009. Con este nuevo esquema, el trabajador podrá escoger entre dos portafolios, uno de corto plazo y otro de largo plazo. El primero es ideal para los afiliados que requieren los recursos pronto y el otro es para las personas que buscan mejor retorno de la inversión. Esto es un cambio radical, pues hasta finales del 2009 sólo existía un fondo de cesantías en cada Sociedad Administradora de Fondos de Pensiones y de Cesantía (AFP), donde entraban los dineros de todos los trabajadores, indistintamente, advierte Manuel Felipe García Ospina, director de Investigaciones Económicas y Asset Allocation de Skandia Colombia. Esto creaba algunas complicaciones, porque esos portafolios tenían una estrategia única de inversión, con una duración determinada, que era de mediano plazo. “Infortunadamente, lo que se observa año tras año es que pocas semanas después de que el empleador consigna las cesantías, a mediados de febrero, los trabajadores las retiran. Hay que recordar que la ley permite hacer retiros, únicamente, para educación y vivienda, y en el evento que el trabajador se quede sin empleo”, precisa García. Así, quienes retiraban las cesantías afectaban a los demás que se quedaban en el portafolio, porque el administrador del fondo, que había invertido los recursos consignados, tenía que salir a vender los activos para entregarles el dinero a los trabajadores que sacaban sus recursos, anota García. “La reglamentación lo que hace es reconocer que una parte importante de la población, casi el 80 por ciento, retiraba su plata antes de cumplir un año de ser consignada; por tanto, necesitaba un horizonte de inversión diferente. Entonces, se crea un fondo adicional de corto plazo, el cual lo que busca es invertir el dinero de los afiliados en instrumentos de muy bajo riesgo; por consiguiente, ofrecen menores retornos esperados”, indica Fepile Gaviria Frank, vicepresidente de Inversiones de ING Pensiones y Cesantías. Logros “Con la reforma, parte de este problema se corrige, pues el nuevo portafolio de corto plazo está diseñado, precisamente, para personas que quieran (o saben) que van a retirar su dinero muy rápido o que quieren una baja volatilidad en su portafolio”, señala García. Por su parte, el ahorrador que acepta mayores volatilidades, sabe que el tiempo las corrige en un horizonte de largo plazo, por tanto va a obtener mejor rentabilidad y se decidirá por el fondo de largo plazo. El presidente de BBVA Horizonte, José María Aragone, precisa además que el afiliado puede combinar su inversión; esto es, que sus recursos y recaudos estén distribuidos en distintos porcentajes en las dos subcuentas y, por ende, en los dos portafolios. Básicamente, la diferencia entre uno y otro fondo es la rentabilidad que se obtiene en cada portafolio.- Llegó la hora de escoger Las cesantías ahorradas en los fondos hasta el 2009 pasaron, a partir del primero de enero, a un portafolio de largo plazo. Las que consignen las empresas antes del 15 de febrero del 2010 irán a una cuenta de corto plazo y los afiliados elegirán en julio si quieren mantener esos recursos en este portafolio o en el de largo plazo. Para el 2011, ya podrán decidir con anticipación, si el dinero que les deposite cada año el empleador va a un fondo de corto o de largo plazo. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido