Chatarrización, un programa que reporta un balance favorable en su objetivo

Se estima que a los tres años de vigencia del programa habrán dejado de circular por las vías del país al menos 7.000 vehículos que ya están viejos y cuya vida productiva concluyó hace mucho.

POR:
abril 18 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-18

De las acciones que prometió el Gobierno para conjurar los dos paros que protagonizaron los camioneros el año pasado, hay una que a la fecha refleja un balance favorable: la de chatarrizar vehículos.

El programa ya alcanza las 2.400 unidades y es uno de los asuntos para destacar en ese rubro de la economía, pese a lunares que continúan generando preocupación en los empresarios, como el alto costo de los combustibles, la sobreoferta de vehículos y el 'vÍa crucis' al que se enfrentan para ponerse al día en las deudas con el sector financiero.

De acuerdo con el director de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), Orlando Ramírez Valencia, la cifra de chatarrización supera los estimativos que se tenían y es muy probable que, cuando el programa cumpla los tres años de estar activo, ya se hayan desintegrado unas 7.000 unidades. "La meta que se propone el Gobierno Nacional es alcanzar, en el 2010, unas 2.200 unidades y para el 2011 superar esa cifra".

El año pasado, período en el que se esperaba la desintegración de 2.000 automotores, se ejecutaron 86.000 millones de pesos apropiados y se hizo una adición presupuestal de 32.000 millones de pesos. 

No obstante, los planes iniciales contemplaban dar de baja a 3.295 vehículos entre el 2006 y el 2010, es decir, que desde que comenzó el proyecto ya se preveía que estaría por debajo de las metas. 

 "En Bogotá, Medellín y Cali, la chatarrización se ha dado con una participación de 40, 30 y 30 por ciento, respectivamente", agregó el directivo.

Para el empresario Álvaro Sanín, presidente de la ATC, en aras de resolver las problemáticas que enfrentan los transportadores de carga, es necesario abrir espacios de discusión con el Ejecutivo para buscar alternativas que reflejen una recuperación de los negocios y una de las oportunidades que está en el horizonte es el transporte multimodal, es decir, la integración del transporte terrestre con puertos y ferrocarriles.

 "Esta actividad en Colombia no ha podido consolidarse como eje de negocios porque tenemos deficiencias en infraestructura, que impiden interconectar los modos de transporte", señala, al tiempo que agrega que este tema se le planteará al Ejecutivo en Expotranscarga, feria que se realizará en Medellín.

 "El desarrollo del transporte multimodal se tiene que hacer entre el Gobierno y el sector privado, y sabemos que esto se dará si se demuestra que hay interés en sacar adelante y en terminar una iniciativa como esta", puntualiza.

RICARDO SANTAMARÍA DAZA
REDACCIÓN ECONOMIA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido