Chávez, la CAN y Mercosur | Finanzas | Economía | Portafolio

Chávez, la CAN y Mercosur

Comentaba en el artículo de la semana pasada que el presidente Chávez no solamente se había convertido en una piedra en el zapato para la CAN sino también para Mercosur, con el agravante de que está retirando a su país de la primera y iniciando su ingreso al segundo. Esa incomodidad ha sido clara en las dos reuniones a las que asistió con representantes de Mercosur la semana pasada.

POR:
mayo 02 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-02

Ni a Brasil ni a la Argentina les cayó bien su presencia en la reunión de Asunción, en la que participaron también Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, Duarte Frutos, presidente de Paraguay y Evo Morales, presidente de Bolivia. En esta cumbre se planteó el aporte de Venezuela y Bolivia para solucionar la crisis energética de Uruguay y Paraguay pero se desconoció que por razones geográficas esa solución tiene que contar con Argentina y Brasil. Este marginamiento provocó el reclamo del presidente Kirchner quien le solicitó que no se metiera en los asuntos internos de Mercosur. Lo que no se entiende es que estos dos países lo sigan apoyando en el megaproyecto del gaseoducto que es un elefante blanco. Brasil, por su parte, considera que Chávez comienza a cuestionarle el liderazgo regional y que es una presencia disolvente en América latina. Estima que sus planteamientos contra la CAN y Mercosur no sólo están lesionando su proyecto de la Comunidad Suramericana de Naciones, de unión política e integración económica, sino quiere un cambio hacia la dirección que él predica, que solamente tiene el apoyo de Evo Morales y Fidel Castro y que se concretó el sábado pasado con el Tratado de Comercio de los Pueblos suscrito por Bolivia, Cuba y Venezuela, como una alternativa contra los TLC con E.U. Los principios de esta iniciativa buscan reivindicar la dignidad de los Estados para hacer acuerdos con naciones que “son parte de una filosofía que reivindique al ser humano”. En realidad ni Brasil ni Argentina quieren un enfrentamiento con Washington y privadamente se han comprometido con los E.U. a ‘contener’ a Chávez, olvidando que a él no lo contiene nadie. Sin ser aún Venezuela país miembro de Mercosur, Chávez fue el único presidente que asistió a las reuniones de Asunción y San Pablo. Solamente hasta mayo se inician las negociaciones para su ingreso, las cuales no sólo implican compromisos en materia de integración económica, sino también respetar la ‘Carta Democrática’ y respetar la democracia, a los derechos humanos y destruir eventuales armas de destrucción masiva. Con esta perspectiva ciertamente resulta muy difícil insistir en la permanencia de Venezuela en la CAN -que también tiene una Carta Democrática- y sólo queda la posibilidad de celebrar un acuerdo comercial con Venezuela, esperando mejores tiempos para que se pueda avanzar en una integración más profunda basada en los lazos históricos, geográficos y económicos que existen entre los dos países. Consultor internacional"En realidad, ni Brasil ni Argentina están interesados en una confrontación con Washington”.

Siga bajando para encontrar más contenido