Chávez no es candidato, pero domina en la escena electoral

No son elecciones para presidente y sin embargo la figura más dominante entre los miles de candidatos a gobernador, alcaldes y ediles municipales es la del mandatario venezolano Hugo Chávez, quien entre insultos, promesas y amenazas, afirma que en las próximas elecciones regionales y municipales están en juego su cargo y hasta su vida.

POR:
noviembre 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-22

Analistas, candidatos y el propio Chávez coinciden en que las elecciones del 23 de noviembre serán un examen que podría marcar un punto de quiebre de la pretensión de Chávez de seguir en el poder después del 2013, mediante un cambio constitucional. El gobernante “está planteando un plebiscito, busca convertir las elecciones regionales en una elección presidencial”, dijo a la AP Luis Vicente León, analista y estadístico de la firma de encuestas venezolana Datanálisis. AMENAZAS Los venezolanos elegirán a los gobernadores de 22 estados, 20 de ellos en manos de aliados de Chávez, además de 328 alcaldes y 233 legisladores estatales, incluyendo ocho indígenas, entre otros 20 cargos, que en su mayoría están en manos de partidarios del oficialismo. El respaldo del mandatario era una carta de triunfo imbatible en el pasado, pero las cosas parecen estar cambiando. Se cree que la coalición de Chávez no logrará repetir un abrumador triunfo como el del 2004 y la oposición es favorita para ganar en cuatro estados, incluidos algunos de los más poblados del país. Bajo ese telón de fondo, el encendido verbo del presidente, que suele catalogar a sus adversarios como ‘'mafiosos’ y ‘apátridas’, se ha tornado cada vez más iracundo en regiones donde las posibilidades de triunfo son inciertas, como Carabobo y Zulia. En sus largos discursos -muchos de ellos transmitidos a la Nación obligatoriamente por radio y televisión- Chávez ha dicho repetidamente que si derrotaban a sus candidatos en Carabobo y Zulia, podría “terminar sacando los tanques... para defender al Gobierno revolucionario”. “Nos estamos jugando el 23 de noviembre el futuro de la revolución, el futuro del socialismo, y también el futuro de Hugo Chávez. Se está jugando todo eso”, añadió. “Ellos van a querer tumbarme y yo no voy a dejar que me tumben”, enfatizó. Luis Miquilena, quien fue para Chávez un mentor que lo encaminó en la política y luego se convirtió en uno de sus más acérrimos críticos acusándolo de autoritario, indicó que las amenazas del presidente reflejan ‘pavor’. AP '' Es poco probable que Chávez pueda cumplir la mayoría de las amenazas que ha hecho como apresar al gobernador de Zulia o sacar los tanques en Carabobo”.Oposición espera recuperar el poder La oposición acudirá a los comicios regionales del próximo domingo con la esperanza de recuperar espacios de poder perdidos en los años recientes, en un proceso en el cual los triunfos modestos serán vividos como verdaderas victorias. Con apenas dos gobernaciones y 29 alcaldías ganadas en las urnas en las pasadas elecciones regionales del 2004, la oposición venezolana, que aglutina a una muy diversa gama de partidos, se propuso para estos comicios lograr candidaturas unitarias que potencien sus posibilidades de triunfo. Así, los opositores llevan candidatos comunes en 20 de las 22 gobernaciones que se disputarán, y creen tener opción en al menos cinco estados y varias decenas de alcaldías. Para Gerardo Blyde, dirigente del partido socialdemócrata Un Nuevo Tiempo y candidato a la alcaldía de uno de los cinco municipios de Caracas, tan sólo aumentar la cantidad de gobernaciones y alcaldías en poder de la oposición en estos comicios será una victoria. “Si la oposición logra ganar en los principales centros poblados tendrá un polo de resistencia democrática y una oportunidad de realizar excelentes gestiones que muestren que podemos ofrecer una mejor calidad de vida”, dijo. Además de su escasa representación en el poder regional, la oposición venezolana carece de diputados en la Asamblea Nacional, luego del boicot que estos partidos hicieron en las elecciones legislativas de 2005. Pero tras su victoria en el referendo constitucional del 2007, que ganó con un 50,7 por ciento de los votos, este proceso electoral es visto como la gran oportunidad de motivar nuevamente a los opositores para crear una alternativa al chavismo, que ya acumula 10 años en el poder. AFP El descontento marca el ambiente electoral La popularidad de Chávez cayó el año pasado cuando Venezuela, un importador neto de alimentos y bienes imperecederos, sufrió brotes de escasez de productos como la leche. Las encuestas muestran que Chávez se ha recuperado y sigue siendo el político más popular del país. Pero con los altos índices delictivos, graves deficiencias en los servicios públicos, la persistente escasez de varios rubros básicos de la dieta del venezolano y una inflación en niveles de 24,7 por ciento, algunos están preocupados. Keyla Morales, una ama de casa de 39 años y simpatizante de Chávez, asegura que no piensa votar por el candidato oficialista a la alcaldía de Caracas, en buena medida por su descontento con la gestión del actual alcalde e íntimo colaborador del mandatario, Freddy Bernal. “Yo quiero a Chávez, pero hay gente muy mala que está alrededor de él”, comentó. La oposición confía en que logrará aumentar su cuota de poder en las regiones argumentando que, pese a la inmensa riqueza petrolera, Chávez y sus aliados en los últimos 10 años no han resuelto los problemas cotidianos, como la pobreza, el crimen y las deficiencias de los servicios públicos, incluidos los de agua, electricidad y transporte. Gobernadores que aspiran a entregar el mando a sus hijos y esposas, exitosos comediantes y cantantes, incluso la ex esposa del presidente Hugo Chávez y un ex campeón mundial de boxeo, figuran entre los candidatos en estas elecciones. Así las cosas, habrá que esperar al domingo. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido