Chilenos, tras la silvicultura colombiana

Gracias a los incentivos tributarios y la buena demanda, Colombia está captando la atención de las compañías forestales australes.

POR:
noviembre 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-26

Gracias a los incentivos tributarios y la buena demanda, Colombia está captando la atención de las compañías forestales australes que proveen materia prima a la industria procesadora de madera y papel.

Así coinciden en declaraciones al Diario Financiero, el experto Daniel Gómez; Gonzalo García, secretario general del Grupo CMPC; Eugenio Arteaga, gerente financiero de Masisa, y el presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), Fernando Léniz.

Según los expertos, el salto a Colombia de los principales actores en el negocio forestal (Arauco, CMPC y Masisa) es inevitable.
Frente a la apertura o adquisición de plantas de maderas por parte de Masisa, Arteaga afirmó que por posición geográfica, potencial forestal y ahorro en logística, Colombia es el paso natural dentro del proceso de expansión.

Por ello, Masisa está mirando opciones tanto de alianzas, como eventuales compras.

Actualmente Masisa sirve a Perú, Ecuador y Colombia desde sus plantas en Chile y Venezuela.

Entre enero y septiembre, los ingresos netos de Masisa Colombia crecieron 23,3 por ciento, al ubicarse en 23,3 millones de dólares, frente a 19 millones en el mismo período del año pasado.

En América, registró ventas por 706 millones de dólares y Colombia fue su sexto mercado más grande en el continente en cuanto a nivel de ingresos se refiere. 

Siga bajando para encontrar más contenido