China aplica los frenos

Suena increíble que un alza tan pequeña tenga semejante efecto. Pero eso es lo que ocurre cuando la política económica en la nación más populosa del mundo es objeto de un ajuste. Y es que la decisión del Banco de China de incrementar en 0,05 puntos porcentuales la tasa de interés que ofrece en el rendimiento de los bonos que emite a 90 días de plazo, fue suficiente para sacudir a los mercados.

POR:
enero 08 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-08

En la Bolsa de Shanghái, por ejemplo, los precios de las acciones cayeron ayer en cerca de 2 por ciento, el peor desempeño en todas las plazas asiáticas. El motivo de lo sucedido es la percepción de los analistas, en el sentido de que las autoridades chinas piensan subir el costo del dinero, con el fin de enfriar un poco el ritmo de los últimos meses. Puede parecer irónico, pero mientras el resto del mundo apenas empieza a salir de la recesión, ahora el debate en el país oriental es cómo desmontar parcialmente los estímulos que han creado un auge consumista sin precedentes. El mayor gasto público fue clave en su momento para mantener a las principales fábricas en operación, mientras que los recortes en los intereses ocasionaron un aumento en la actividad constructora, así como ventas récord de automóviles y electrodomésticos. Si a eso se le suma que en diciembre las exportaciones parecen haber vuelto a los niveles que tenían antes de que soplara el huracán del 2009; es muy probable que la tasa de crecimiento durante el último trimestre del año pasado haya superado con facilidad el 10 por ciento anual. El problema es que eso ocasiona inflación, si el aparato productivo se encuentra cerca de su capacidad máxima. Por tal razón, el alza en el costo del dinero, así sea mínima, es un indicativo de que pueden venir más reajustes en una nación cuyo problema, otra vez, no es el de crecer, sino el de hacerlo muy rápido.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido