China e India continuarán impulsando el crecimiento

China e India continuarán impulsando el crecimiento

POR:
noviembre 01 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-01

Durante 2007 China e India continuaron como los principales motores del crecimiento económico de la región asiática. En el primer semestre del año, la economía china creció 11,5 por ciento, como consecuencia de las mayores exportaciones y el dinamismo de la inversión privada. Todo esto a pesar de los esfuerzos que en materia de políticas realizó el Gobierno con el fin de limitar el sobrecalentamiento de la economía. Por otro lado, en el primer semestre India creció 9,25 por ciento, sustentado principalmente por la aceleración de la demanda doméstica. Los indicadores adelantados señalan que el dinamismo de estos dos países ha continuado en la segunda mitad del año, a pesar de la turbulencia financiera que se ha registrado desde agosto. A pesar del panorama favorable para lo que resta del año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja sus pronósticos de crecimiento para la región. El FMI espera que la economía china presente un crecimiento de 11,5 por ciento en 2007 y de 10,0 por ciento en 2008. Mientras tanto, se espera que después de crecer 8,9 por ciento este año, la economía india presente una leve desaceleración en 2008 al crecer 8,4 por ciento. Corea, Taiwán, Hong Kong y Singapur presentarán en conjunto un crecimiento económico del orden del 4,4 por ciento en 2008, 0,4 puntos porcentuales menos que lo estimado inicialmente a mediados de este año. Este hecho se debe principalmente a que tales economías serán las más afectadas por la desaceleración del ritmo de crecimiento en Estados Unidos. El FMI señala que en los últimos dos años la región ha sido receptora de un elevado flujo de capitales extranjeros. En efecto, para 2007 se espera un superávit de la cuenta corriente cercano al 6,5 por ciento del PIB de toda la región (Asia emergente). Si bien mayores influjos de capital extranjero pueden significar mayores niveles de inversión y de crecimiento económico, en el corto plazo éstos deben ser manejados adecuadamente para evitar futuras vulnerabilidades, en especial, ante una parada súbita (sudden stop). Según el FMI, la región ha adoptado políticas macroeconómicas que han permitido reducir de forma significativa los riesgos inherentes a estos mayores flujos de capital. Entre éstas se encuentran las reformas a los sistemas cambiarios (mayor flexibilidad), la reducción de las restricciones a los flujos de capital (liberalización gradual de la cuenta de capitales), el mayor compromiso de los bancos centrales con la reducción de la inflación. Sin embargo, el FMI señala que son necesarias medidas adicionales, en especial una mayor flexibilización de los regímenes cambiarios, particularmente en el caso de China. Un sistema cambiario más flexible en China permitirá al Banco Central un mayor espacio para ‘combatir’ el sobrecalentamiento que presenta la economía actualmente. Es necesario, que frente al panorama internacional para 2008, el Gobierno de China limite los incentivos que han disparado la inversión en los últimos dos años. Una mayor flexibilidad cambiaria también tendría un impacto positivo sobre el notable superávit en cuenta corriente que presenta la economía.

Siga bajando para encontrar más contenido