‘China necesita el ingreso de nuestros productos agrícolas’

En menos de seis meses, Colombia logró destrabar un proceso que llevaba varios años reposado con China: la entrada de carne bovina. Aún faltan varios pasos para la primera exportación, entre ellos, la autorización por parte de China a frigoríficos colombianos.

‘China necesita el ingreso de nuestros productos agrícolas’

Archivo Portafolio.co

‘China necesita el ingreso de nuestros productos agrícolas’

POR:
septiembre 24 de 2013 - 11:15 p.m.
2013-09-24

Sin embargo, la rapidez con la que se resolvió el tema es un reflejo de un nuevo dinamismo colombiano que ha llegado a Pekín, a manos de la nueva embajadora Carmenza Jaramillo.

Jaramillo, quien antes había trabajado de cerca con Asia, como embajadora en India y cónsul general en Hong Kong, habló con Portafolio sobre la estrategia frente a China y las potencialidades comerciales que Colombia tiene allí.

¿Cómo analiza la relación colombo-china?

La relación inició hace 30 años en los que se ha avanzado poco. Sin embargo, Colombia hoy está en su cuarto de hora, pues los chinos la ven como un país que puede ser una fuente agrícola, de recursos petroleros o mineros y ven posibilidades de inversión, pues hay un gran potencial de infraestructura para desarrollar.

Tenemos que ver este momento para posicionarnos como lo están haciendo otros países como Chile, Argentina o Perú, que tienen relaciones con resultados palpables. Hace 20 años llegué a Hong Kong, y Chile ya estaba entrando a China de manera decidida con sus productos, frutas y vino.

¿Qué oportunidades ve para Colombia?

Hay varias. Hace muchos años se firmó el protocolo para la exportación de banano. Sin embargo, Estados Unidos abarca gran parte de la producción colombiana y acá, la exportación de banano, la controla y maneja Ecuador. Acabamos de firmar el protocolo para la exportación de carne de res y el interés de China de importar carne de Colombia ha sido claro y palpable: fueron las autoridades de cuarentena quienes insistieron en movilizar las cosas.

¿Qué sectores impulsarán con el TLC?

La parte agrícola es necesaria pues hay muchas perspectivas de desarrollo en frutas, lácteos, y con el café, pues en los últimos años ha aumentado su consumo en China. También se puede desarrollar el comercio de carnes, azúcar, lácteos y aceite de palma.

China necesita el ingreso de productos agrícolas pues su suelo productivo es escaso. Nosotros tenemos la posibilidad de producir lo que ellos necesitan para su creciente población, pues por controlada que sea, tiene 16 millones de seres vivos que nacen cada año. Existen otras oportunidades como muebles de oficina, papel para imprenta, plásticos, productos químicos, manufacturas de cuero y vestidos de baño. Por último, con ron y aguardiente, que se han ido posicionando en este país, a tal punto que podríamos competir con el ron de Cuba.

¿Es cierto que con el café hay perspectivas y empresas colombianas impulsando productos, pero aún falta presencia?

El consumo del café en China en el 2012 creció 30 por ciento. Los chinos van a pasar del consumo de 4 tazas de café al año a un número más importante, porque existe una franja de los 20 a los 30 años que ha descubierto el café como una bebida necesaria para las reuniones. Ya Café Quindío puso la primera tienda de café colombiano en Corea, y tienen interés en abrir en China.

¿Se hace énfasis en promover productos semitransformados o terminados en China, como por ejemplo, pulpa de fruta?

Claro que sí. Proexport inicia la parte comercial, nosotros tenemos que buscar el valor agregado que se puede dar a los productos. Por eso consideramos no solamente traer carne, sino mirar si podemos vender, por ejemplo, enlatados. Queremos que China vea en Colombia un socio natural, porque además de fomentar intercambio agrícola estamos buscando inversión tanto en infraestructura como en la parte de intercambio de tecnología, software y parques de investigación y desarrollo. China, comercial y culturalmente, es completamente diferente. Tenemos que enseñar en Colombia cómo es el comercio en China.

¿Los empresarios colombianos no producen para China?

“Son muchos los estudios que se hacen, son muchas las propuestas, son muy buenos los resultados, pero es un canal de doble vía. Las pequeñas empresas han tratado de entrar en el mecanismo, al tener tantos tratados de libre comercio firmados con el exterior, y existen productos competitivos y talento. Pero para desarrollarlos, se requiere preparación.

Como se hacen negocios y cómo es necesario tener un doliente en este país. No se puede venir a vender zapatos porque si. Hay que tener un socio o una empresa que trabaje con uno.

En Colombia tenemos que aprender que no todo lo que se hace en China es malo y que tenemos que mirar este país con otros ojos. Acá, nosotros debemos mostrarles cómo se hacen negocios en Colombia, porque para llegar a ser parte de un proyecto se requiere una licitación, y ellos no entienden cómo funciona pues vienen de un país en el que el Gobierno decide qué se hace y cómo”.

¿Colombia ha perdido tiempo en China?

“No. Lo que pasa es que no se le ha dado la oportunidad de estar presente o Colombia no la había buscado. Pero gracias a la labor de embajadores anteriores, he podido ingresar por una puerta grande en varios aspectos”.

Natalia Tobón Tobón

Especial para Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido