China en OMC: ¿escudero o victimario?

El 11 de diciembre del 2005 se cumplieron 4 años del ingreso de China a la OMC, ingreso que se produjo en la Conferencia Ministerial de Doha. Como resultado de la negociación para el acceso de China a la OMC en el Protocolo de Adhesión de este país, se autoriza al resto de los miembros a aplicar salvaguardias exclusivamente a este recién llegado al Sistema Multilateral así como aplicar las reglas típicas de economías que no son de mercado en las investigaciones antidumping, ambas medidas excepcionales no aplicables a los demás miembros.

POR:
agosto 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-03

En marzo del 2004, E.U. inició un proceso de solución de controversias contra China por las devoluciones en materia del impuesto sobre el valor agregado de sumas que implicarían beneficios para productos chinos. En octubre del 2005, Estados Unidos y China informaron al Organo de Solución de Diferencias que habían alcanzado una solución mutuamente satisfactoria a esta controversia. Este acuerdo demostró ya la utilidad de la OMC como foro para resolver los complejos desafíos derivados de la participación de este nuevo actor en el escenario internacional. El pasado 29 de marzo el Comité de Finanzas del Senado realizó una audiencia con el fin de analizar el estado de las relaciones entre E.U. y China. El centro del debate fue la política china en materia cambiaria, calificada como manipulación. En la audiencia se conoció el sentimiento de frustración de algunos senadores por las promesas incumplidas de China en varias áreas entre ellas propiedad intelectual y subsidios a las empresas estatales chinas. Funcionarios del Tesoro manifestaron igualmente que se realizan intensas consultas con el gobierno chino sobre el tema de sus mercados financieros y la tasa de cambio. Por su parte, otros funcionarios del Departamento de Comercio informaron que próximamente China entregará la esperada notificación en materia de subsidios, otro de los irritantes comerciales con este país. El pasado 30 de marzo, el entonces representante comercial de E.U., Rob Portman, anunció que había solicitado consultas a China sobre el tratamiento que éste país le estaría dando a las autopartes de Estados Unidos. Igualmente manifestó que la UE estaría solicitando consultas a China por el mismo asunto y que se coordinarían las acciones en esta materia. Si China no aborda las preocupaciones de E.U. y la UE será bastante probable el establecimiento de un panel ante la OMC. Este panorama nos permite concluir que si bien la OMC no ha logrado disciplinar a China en todas sus políticas, sí se ha convertido en un foro para abordar las preocupaciones de los países frente a esta nueva realidad. Las preguntas que cabría hacerse es si continuará siendo Ginebra la sede para estas diferencias o si el desbalance fiscal llevará a Estados Unidos a justificar la adopción de medidas unilaterales. ¿Será China el actor ganador de su acceso a la OMC o es el resto del mundo el que tiene hoy más herramientas para enfrentar las consecuencias de la participación creciente de este gigante en el escenario internacional? ¿No será más bien que ganamos todos en este proceso? Por esta y muchas otras razones es que el fracaso de la Ronda Doha de la OMC nos debería preocupar mucho más a nosotros, como países en desarrollo, que a los países desarrollados. A pesar de sus falencias y demoras, definitivamente es el único foro donde tenemos opciones viables para presionar cambios de políticas que afectan la competitividad de nuestros países. Nos ha servido ya para ganar algunas batallas en materia de subsidios, como los recientes fallos sobre el algodón contra E.U. y el azúcar contra la UE. Y como lo muestra este artículo claramente ha venido sirviendo como foro para disciplinar las prácticas de la economía de China… *** Angela María Orozco Socia R & O El fracaso de la Ronda Doha de la OMC nos debería preocupar mucho más a nosotros, como países en desarrollo”.

Siga bajando para encontrar más contenido