China redujo costo del dinero y Europa presentó estímulos por 200.000 millones de euros

El banco central de China anunció recorte de sus tasas de interés a partir del jueves, así como de reservas obligatorias (encaje) de los bancos a partir del 5 de diciembre, para estimular la economía.

POR:
noviembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-26

El banco indicó que los intereses, tanto de préstamos como de depósitos, serán reducidos en 1,08 por ciento, o sea cuatro veces más que las anteriores recortes decididos estas últimas semanas, de 27 puntos básicos.

Las tasas de préstamos a un año pasarán de 6,66 a 5,58 por ciento. Las tasas sobre los depósitos bajaron de 3,60 a 2,52 por ciento.

Los encajes de los bancos serán reducidos en un 1 por ciento para los grandes establecimientos comerciales y el doble para los pequeños y medianos.

La decisión busca "aplicar la política de flexibilización monetaria, asegurar una liquidez adecuada en el sistema bancario y facilitar un crecimiento estable del crédito", explicó el banco central.
Se trata de la cuarta baja de las tasas de interés desde septiembre, revirtiendo la política de estricto control monetario de los últimos años.

Anuncio europeo

La Comisión Europea (CE), el organismo ejecutivo de la Unión Europea (UE), propuso ayer a los Gobiernos de la región que luchen juntos contra la creciente desaceleración económica con un plan de estímulo de 200.000 millones de euros (256.220 millones de dólares) para promover el crecimiento y la confianza entre consumidores y negocios.

Según el Plan Europeo de Recuperación Económica de dos años, la CE solicita a los 27 países de la UE que aumenten sus gastos e inversiones para combatir la desaceleración económica que ha llevado a algunas naciones europeas a la recesión.

El propuesto programa de estímulo representaría el 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto de la UE. Alrededor de 170.000 millones de euros provendrían de los Gobiernos nacionales y el resto de fondos de la UE y su brazo financiero, el Banco Europeo de Inversiones.

"Los tiempos excepcionales requieren medidas excepcionales", afirmó el presidente de la Comisión Europea, el español José Manuel Barroso.

"Los trabajos y el bienestar de nuestros ciudadanos están en juego. Europa necesita ampliar a la economía real su coordinación sin precedentes sobre los mercados financieros", agregó Barroso en una declaración. "Este Plan es grande e intrépido, pero estratégico y sustentable", agregó.

Además, la CE propuso la creación de un fondo de 5.000 millones de euros para impulsar la fabricación de coches más ecológicos y ayudar así a la industria automovilística a superar la crisis económica.

Bruselas defiende poner en marcha una 'Iniciativa europea de coches verdes' en la que, principalmente a través de convenios público y privados, se desarrolle la investigación de nuevas infraestructuras y tecnologías para el uso de fuentes de energía renovables y no contaminantes en los automóviles.
Agencias 

Siga bajando para encontrar más contenido