China utiliza diplomacia ‘tai chi’ y afianza su poder

Cuando Xu Jianguo, embajador de China ante Nigeria, visitó la Universidad Nnamdi Azikiwe en Akwa en febrero, no fue con las manos vacías.

POR:
noviembre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-29

Xu llevó una contribución de 10.000 dólares, que fue utilizada para comprar equipo, desde videocámaras hasta proyectores, a fin de facilitar la enseñanza de chino en el flamante Confucius Institute de la universidad, según el vicerrector Sam Omenyi. La fuente fue la Oficina del Consejo Internacional de Lengua China, que ha abierto 135 institutos Confucio en todo el mundo. La oficina forma parte de una campaña más amplia que incluye inversión, diplomacia y promoción cultural, todo destinado a acelerar el progreso de China hacia el estatus de superpotencia. La campaña, combinada con el crecimiento económico y modernización militar de China, constituye un reto que los políticos estadounidenses están empezando a percibir y que los estrategas probablemente estarán repeliendo por años. Es un ejemplo clásico de lo que Joseph Nye, profesor de la Universidad de Harvard, ha llamado ‘soft power’ (poder blando): ganar autoridad por la persuasión en lugar de la coerción. “Si se es una potencia emergente, como lo es China, y el poder militar propio va en aumento, una de las principales inquietudes es que otros países no formen coaliciones a modo de contrapeso” dijo Nye en una entrevista. El poder blando es una forma de evitar eso. Guan Anping, abogado de Pekín y ex ayudante del viceprimer ministro, Wu Yi, lo llama el ‘enfoque tai chi’ de China con respecto a la diplomacia. “Cuando uno practica el tai chi, utiliza la energía de su oponente en contra de este”, dijo Guan. “Es la forma indirecta de tomar la ofensiva”. La campaña china se ha beneficiado del vacío creado por lo que muchos países ven como un retiro de Estados Unidos de gran parte del mundo para centrarse en Irak y el Oriente Medio, según analistas. Esto quedó demostrado en agosto, cuando el presidente estadounidense, George W. Bush, pospuso una conferencia cumbre con líderes asiáticos; pero mientras esto pasaba, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, cancelaba su viaje a una conferencia de seguridad en Asia para ocuparse de otros asuntos en el Oriente Medio. En la práctica la atecnión sigue en Irak y sus alrededores. “Está claro que el auge del poder blando chino, a costa de Estados Unidos, es una cuestión que hay que atender urgentemente”, escribió Nye en diciembre del 2005. El éxito en la era de información global, escribió, “no depende solo de cuál ejército gana, sino de cuáles ideas se imponen”. “China está capitalizando la actual impopularidad de Estados Unidos para proyectar su propio poder blando”, dijo Edwards, ex senador de Carolina del Norte. Bloomberg LENTO PERO SEGURO China ha debilitado la influencia del BM y el FMI, dominados por Occidente, en el mundo en vías de desarrollo al entregar préstamos que no están condicionados a la adopción de ciertas políticas, co- mo lo están los fondos del BM y el FMI. En los institutos Confucio, presentes en 51 países, se pro- mueven idioma y cultura china. 51 institutos Confucio hay en naciones en desarrollo que promueven la cultura china.

Siga bajando para encontrar más contenido