Ciat busca más acercamiento para integrarse en investigación y transferencia de tecnología agraria

Tras asumir el cargo como director del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), el uruguayo Rubén Echeverría comenzó en firme su trabajo con un acercamiento con autoridades colombianas.

POR:
mayo 18 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-18

Esto hace parte de la nueva política de la entidad, a la que por años se le criticó que, pese a tener su sede en Colombia, se dedicó, en parte, a solucionar problemas de las comunidades rurales de África y Centroamérica.

Como parte de la promoción hecha por Echeverría, la semana pasada, por ejemplo, el Ciat recibió la visita de la junta directiva del Banco de la República, quienes luego de entrevistarse con el director, recorrieron las instalaciones del centro, hablaron con los investigadores y visitaron el banco de germoplasma.

Una previa, en la que invitó a los directivos del banco central, la hizo Echeverría semanas atrás; además tuvo 15 reuniones más con igual número de dirigentes gremiales, empresariales y ministeriales.

"Fue mi primera misión como director", comentó durante la reunión que tuvo con todo el personal el pasado 30 de abril al cumplir su primer mes al frente del centro.

En sus reuniones, el director fue enfático en asegurar que el Ciat vuelve a trabajar con América Latina en general y con Colombia, en particular.

"Si el Ciat vuelve a Colombia, seria muy bueno que Colombia vuelva al Ciat", fue otro de los mensajes que dejó en su reunión.
Al final de la visita de la junta directiva del Banco de la República, el director se mostró satisfecho y confiado en un cambio positivo.

"Ya hay compromisos escritos. Parte de esos son las visitas de funcionarios al campus de investigación, no sólo para recorrerlo sino también para entender el trabajo del Ciat", dijo.

Vale la pena anotar que al Ciat se le debe el modelo de los Cial (con investigaciones locales en fríjol), la custodia de uno de los bancos de germoplasma más grandes del mundo y la defensa del patrimonio genético en su lucha contra quienes pretendieron patentar una especie de fríjol (moyocoba) nativa de México.

Siga bajando para encontrar más contenido