CIDH estará en la zona de frontera por crisis con Venezuela

Se confirmó que los comisionados de ese organismo estarán en Colombia antes del viernes.

Holguín en su reunión este martes con Ban Ki-moon, en Nueva York.

Archivo particular

Holguín en su reunión este martes con Ban Ki-moon, en Nueva York.

Finanzas
POR:
septiembre 09 de 2015 - 11:39 a.m.
2015-09-09

Este martes mientras la canciller María Ángela Holguín hablaba desde las Naciones Unidas de circunstancias “un poco complicadas” para un cara a cara entre los presidente Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, se confirmó una visita a Colombia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para verificar el drama que viven miles de colombianos en la frontera con Venezuela.

De acuerdo con fuentes consultadas por EL TIEMPO, esta visita in loco sería antes del viernes, y hasta el momento se trabaja en los detalles específicos de la agenda. La visita in loco es una de las herramientas con las que cuenta la CIDH, que solo la utiliza en casos urgentes para constatar la situación de los derechos humanos en el terreno.

La delegación de la CIDH estaría integrada por los comisionados Felipe González, quien maneja los temas relacionados con migración, y José de Jesús Orozco, encargado de lo relacionado con Colombia.

El viaje se concretó luego de una iniciativa de la propia CIDH, que pidió visitar la zona limítrofe para constatar las denuncias que se vienen generando desde que el gobierno de Maduro ordenó cerrar los pasos fronterizos.

Posteriormente, el Gobierno colombiano, a través de su embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA), Andrés González, aceptó la solicitud de la visita in loco, de la que saldrá un informe con recomendaciones que luego serán presentadas ante el Consejo Permanente de ese órgano hemisférico.

La potestad de recurrir a ese mecanismo se encuentra sustentada en el artículo 106 de la Carta de la OEA, en el que se expresan las funciones de la Comisión.

En el pasado, este tipo de visitas han dado mucho que hablar, como, por ejemplo, la que se realizó durante la dictadura en Argentina; en Perú, en la época del gobierno de Alberto Fujimori; y a Honduras, tras el golpe de Estado del 2009.

Desde que estalló la crisis con Venezuela, hace tres semanas, tanto la Cancillería colombiana como la Misión ante la OEA venían insistiendo en el importante rol que podía jugar la CIDH en la crisis.

De hecho, hace casi dos semanas, la CIDH publicó un fuerte comunicado en el que acusó al régimen de Maduro de múltiples violaciones de los derechos humanos y le pidió suspender de inmediato las deportaciones masivas.

El pasado sábado también visitó el país el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien corroboró la crisis humanitaria que se vive en la frontera.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington