Cifra que marcará el impacto del fenómeno de 'El Niño' en los costos de alimentos revelará el Dane

Se trata del dato de inflación del primer mes del año; la cifra del 2009, de 2%, fue la más baja en la historia de las estadísticas del país.

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

El Gobierno, el Banco de la República, los analistas y las organizaciones sindicales están a la expectativa por el resultado del comportamiento de los precios en el comienzo del 2010, teniendo en cuenta la posible incidencia negativa del fenómeno de 'El Niño' en el abastecimiento de alimentos durante el primer mes del año.

De hecho, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, ha reconocido en varias oportunidades que en las proyecciones sobre inflación hechas por esa entidad ya ha sido descontado el efecto de la menor oferta de productos agropecuarios durante el primer semestre de este año.

Además de las dificultades que tendrán los productores para iniciar las siembras debido a la escasez de lluvias, se suma el efecto de las heladas que ya ha causado algunos daños en cultivos de papa, hortalizas de hoja y los pastos.

De acuerdo con los productores de leche del país, la sequía y las heladas registradas en las madrugadas en zonas productoras de la Sabana y el altiplano Cundiboyacese afectará la producción de leche en el comienzo del 2010.

Sin embargo, los industriales del sector lácteo aseguran que los actuales niveles de oferta son suficientes para abastecer el mercado nacional y de paso descartan cualquier incremento en los precios de este producto. De igual forma, el próximo lunes habrá una reunión para definir un posible reajuste.

Pero la cifra de inflación no solamente es clave en el tema de los precios de los alimentos. Debido al inicio de la temporada escolar del año, hay temores de que los precios de los útiles escolares también impacten el costo de vida en enero, como sucede casi todos los años.

Incluso, ya ha habido críticas de los industriales y las centrales obreras al Gobierno por permitir un incremento de entre el 5 y el 7 por ciento en las matrículas, cifras muy por encima de la inflación del año pasado que apenas llegó al 2 por ciento.

De la misma manera, otras alzas de servicios vigilados por el Estado han registrado aumentos por encima de la inflación causada, hasta el punto de que varias de ellas se han establecido con base en la meta proyectada para el 2010 por el Bando de la República, cuya media (3 por ciento) es 50 por ciento superior a la reportada para el año pasado.

En conclusión, el resultado de la inflación de enero servirá de señal para una previsión más acertada de lo que será el comportamiento de los precios de productos de la canasta familiar durante el presente año.

Aún no hay indicios de reducción de siembras

A pesar de los temores de que en el primer semestre de este año se presente una disminución en las siembras, el primer mes del 2010 no sirve de indicativo en torno a los que puede suceder en el resto del año en materia de oferta agropecuaria. La razón, este no es un periodo de siembras.

En realidad, el comienzo de año es dedicado por los productores a tramitar los créditos de producción. Tradicionalmente, febrero y marzo se dedica a preparar suelos de cultivos semestrales y las siembras se registran en marzo y abril, razón por la cual aún no hay señales de reducción de áreas.

Siga bajando para encontrar más contenido