Cinco innovaciones para la ciudad ideal; IBM pensó en soluciones para vivir mejor

La migración de personas del campo a las áreas urbanas es cada vez mayor y esto implica demanda de servicios públicos, congestiones vehiculares, vulnerabilidad del sistema de salud y otros aspectos.

POR:
enero 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-15

El mundo enfrente una urbanización sin presendentes: cada año, un estimado de 60 millones de personas están mudándose a las ciudades y áreas urbanas.

Ante ese panorama, en IBM se pusieron a penar cómo deberían ser las ciudades dentro de cinco años, teniendo en cuenta ese crecimiento progresivo, el aumento en la demanda de servicios y hasta las implicaciones de salud pública que ello tendría.

Por eso, el cuarto IBM Next 5 in 5 propone cinco innovaciones que podrían cambiar las ciudades durante los proximos cinco años. La propuesta suena a la ciudad ideal del futuro, pero IBM ya trabaja en algunos proyectos para que esto sea una realidad, aunque con un inconveniente: su implementación, por costos, no se ve tan fácil, especialmente en países como el nuestro. Según William Pulleyblank, del Center for Business Optimization de IBM, "esto puede ir más allá de la ciencia ficción, porque tenemos proyectos trabajando, aunque no podrán estar completos dentro de cinco años".

Prevenir virus y empidemias

Dada la densidad de su población, las ciudades serán como cunas de enfermedades transmisibles. Pero en el futuro, los funcionarios de salud pública podrán saber con precisión cuándo, dónde y cómo se diseminan las enfermedades, incluso qué vecindarios terminarían afectados. serán afectados después.

Los científicos darán a los funcionarios de la ciudad, hospitales, escuelas y lugares de trabajo, las herramientas para detectar, rastrear y prepararse mejor para las infecciones y para prevenirlas. La idea es poder hacer un seguimiento a la salud por Internet, donde la información médica anónima, contenida en registros electrónicos de salud, será compartida de manera segura para restringir la diseminación de las enfermedades (virus e infecciones, por ejemplo) y mantener a las personas más saludables.

"La idea aes detectar síntomas y capatar información. Analizarla y predecir, para luego organizar la respuesta y comunicarla a los funcionarios, médicos, hospitales y comunidad", dice , William Pulleyblank.

IBM ya trabaja con organizaciones en todo el mundo, como la Iniciativa de Salud Global y Seguridad de la Iniciativa de Amenaza Nuclear (NTI) y el Consorcio del Medio Oriente para la Vigilancia de Enfermedades Infecciosas (Mecids), para estandarizar métodos para compartir información de salud y analizar brotes de enfermedades infecciosas.

Edificios que actúan inteligentemente

Los edificios serán construidos inteligentemente y, a diferencia de los actuales, los sistemas de calefacción, agua, drenaje, electricidad y demás, no serán independientes sino que estarán integrados para actuar como un organismo vivo que puede sentir y responder rápidamente para proteger a sus ciudadanos, ahorrar recursos y reducir las emisiones de carbono.

Miles de sensores dentro de los edificios monitorearán todo, desde los movimientos y temperatura hasta humedad, nivel de ocupación y alumbrado para tomar decisiones como apagar luces, cortar el agua, bjar la calefacción.

El sistema permitirá reparaciones antes de que cualquier cosa se descomponga, las unidades de emergencia responderán rápidamente con los recursos necesarios, y los consumidores y dueños de negocios podrán monitorear su consumo de energía y emisiones de carbono en tiempo real para reducirlas, de ser neccesario.

Algunos edificios ya están mostrando señales de inteligencia al reducir el uso de energía y mejorar la eficiencia operacional, el confort y la seguridad de los ocupantes como el China Hangzhou Dragon Hotel

"Un ejemplo: en un edificio inteligente, si hay un escape en la lavadora, el sistema cierra el registro del agua para que no se siga desperdiciando. Estos desarrollos tienen que ver con el movimiento verde de conservación de los recursos naturales", dice Pulleyblank.

Prepararse para emergencias ocasionadas por desastres

Las ciudades serán capaces de reducir, e incluso prevenir, las emergencias provocadas por desastres o una oleada de crímenes, por ejemplo. De hecho, IBM ya está ayudando a las agencias policíacas a analizar la información adecuada en el momento adecuado, de manera que los servidores públicos puedan emprender acciones proactivas para evitar el crimen.

Un ejemplo de ello es el trabajo adelantado con el Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York en la construcción de un sistema de tecnología de punta para recolectar y compartir datos en tiempo real para, potencialmente, poder prevenir incendios y proteger a los rescatistas.

Que no se desperdicie el agua

Hoy, una de cada cinco personas no tiene acceso a agua potable segura, y las municipalidades pierden una cantidad alarmante del líquido -hasta 50 por ciento de su suministro- por fugas en la infraestructura. Aunado a esto, se espera que la demanda humana por agua se incremente seis veces en los próximos 50 años. Para lidiar con este desafío, las ciudades instalarán sistemas hidráulicos más inteligentes, los cuales podrían permitirles reducir el desperdicio debido a fugas en tuberías hasta en un 50 por ciento.
Las ciudades también instalarán sistemas de drenaje más inteligentes, que no sólo prevendrán la contaminación de escorrentía en ríos y lagos, sino que también purificarán el agua para hacerla potable. Las tecnologías avanzadas de purificación del líquido ayudarán a reciclarlo y reusarlo localmente, reduciendo la energía empleada para transportarlo hasta en un 20 por ciento. También se podrían detectar fugas mucho más pronto que ahora.
Los medidores y sensores interactivos serán integrados en sistemas de energía y agua, proporcionando información precisa en tiempo real acerca del consumo de agua de manera que se puedan tomar mejores decisiones acerca de cómo y cuándo usar este valioso recurso.
"En San Francisco estamos trabajando en un proyecto -está en etapa de prototipo- que consiste en poner un sensor en el agua (en la bahía y en el océano) para detectar si el agua está contaminada, qué tanto y qué puede hacerse para hacerla utilizable de nuevo", cuenta William Pulleyblank, vicepresidente del Centro para la Optimización de Negocios de IBM.

Energía 'verde' para los carros

Cada vez más, los automóviles y autobuses no dependerán de los combustibles fósiles. Los vehículos comenzarán a funcionar con nuevas tecnologías de baterías que no necesitarán ser recargadas por días o meses, dependiendo de qué tan frecuentemente se conduzca.
Los científicos y asociados de IBM están trabajando en el diseño de nuevas baterías, no necesariamente de litio, que harán posible que los carros eléctricos viajen de 500 a 800 kilómetros con una sólo carga, una cantidad mayor con relación a los 150 ó 200 actuales.
También, las redes de suministro eléctrico inteligentes de las ciudades podrían hacer posible que los automóviles se puedan cargar en lugares públicos y usar energía renovable como la eólica, de manera que ya no dependan de plantas que funcionen con carbón. Esto disminuirá las emisiones y minimizará la contaminación de ruido.
IBM y el consorcio de investigación danés Edison, están desarrollando una infraestructura inteligente que hará posible la adopción a gran escala de carros eléctricos que funcionen con energía sustentable.
En Copenhague (Dinamarca), se están adelantando proyectos con el sistema de transporte y de recolección de basura. Falta mucho para pasar al privado.

Siga bajando para encontrar más contenido