CINE

CINE

POR:
noviembre 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-28

Una mujer partida en dos El director francés Claude Chabrol es conocido en sus diversas películas porque quiere sorprender al espectador con secuencias inimaginables. Involucra personajes complejos, fuertes y débiles, que ayudan a crear un ambiente burgués, de ambición y poder, con diversas pasiones; bastante humanos y que despiertan mucho interés. En esta obra elige a una hermosa y apasionada joven, Gabrielle (Ludivine Sagnier), presentadora de un programa de televisión, quien es seducida por un cincuentón escritor famoso (Francois Berléand) y por el joven inmaduro y ricachón (Benoit Magimel). Todo esto lo logra Chabrol tejiendo muchas secuencias y situaciones para llegar a decantar un núcleo complejo de triángulo amoroso. Las imágenes y el tema se centran en los sentimientos y veleidades de la joven protagonista que simbólicamente es ‘partida’ en su moral y psicología. Diálogos fuertes y agresivos crean una atmósfera particular que presagia un final dramático. Tiene mérito especial la actuación de Berléand por lo natural y cínica. El nido vacío En algunas familias, cuando los hijos crecen y se independizan de sus padres, parece que se llevaran el amor del hogar vivido durante los primeros años de adolescencia y dejaran a la pareja al frente de la incomunicación y la rutina. Y de pronto aparecen unas grietas que conviene reconstruir. Este es el tema que presenta el director argentino Daniel Burman, algo realista y un tanto onírico, en un drama muy bien protagonizado por Óscar Martínez y Cecilia Roth. La frecuencia de primeros planos, la excelente fotografía y la música seleccionada hacen que el guión se desarrolle generando bastante interés. Crea unidad desde el comienzo de la película con la última escena dejando varias reflexiones: en la mediana edad hay tiempo para rehacer el matrimonio y analizar la rutina y las cicatrices de cada uno sabiendo que en estas circunstancias sufre más la mujer.Leonardo (O. Martínez) es un escritor introvertido que no se adapta a los cambios, mientras Marta (C. Roth) es muy activa y alegre con su grupo de amigos. Ahora deben afrontar su incomunicación si quieren vivir felices. jheredia@cable.net.coWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido