CINE

CINE

POR:
agosto 11 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-11

La casa de los monstruos (B***) Algo extraño hay dentro de la casa del anciano Nebbercracker: “desaparecen objetos y no hemos vuelto a ver a la señora…” La acción se inicia un día antes de Hallowen. D.J. Walters de 12 años y su amigo Chowder tienen un encuentro poco cordial con el anciano de la casa de enfrente. Luego la casa trata de tragarse a Jenny, la nueva amiga de los niños. Entonces ellos asustados piden ayuda al joven sabio Skull, quien les dice que la casa puede tener vida y para evitar que los hechos de desapariciones continúen hay que destruirle el corazón. Organizan un plan que les fracasa y la casa, liberada de sus cimientos, empieza a perseguirlos por la calle. Entonces ellos se unen para que vuelva la paz al barrio donde habitan. El director de esta novedad cinematográfica Gil Kenan se reúne con dos grandes cineastas Rober Zemeckis y Steven Spielberg y utilizan toda la tecnología de punta para presentar una película de acción, combinando el género de comedia familiar con el terror, para entretener y despertar toda la imaginación del público infantil y adulto en una obra animada. Soñar no cuesta nada (B***) Rodrigo Triana con esta película eleva la calificación del cine colombiano. Inspirado en hechos reales que ocurrieron hace tres años en nuestra selva colombiana, Triana aprovecha el guión de Hiller y lo exprime al máximo para ofrecer esta creación cinematográfica. No exagero al afirmar que los actores, bien asesorados por el ejército, representan un papel extraordinario, con el humor y lenguaje criollo. La narración se centra en lo que vivieron algunos soldados del batallón de la compañía contraguerrilla ‘Destroyer’. Explorando el suelo minado se encuentran con unas canecas que contienen más de 46 millones de dólares que los guerrilleros han dejado escondidos, fruto de sus negocios ilícitos. Ante la muerte cercana que esperaban hace pocos momentos piensan que el dinero es la solución para su vida si pueden llegar a la civilización, apropiándose de él para hacer realidad sus sueños. Se hace alusión al aspecto ético de entregar a sus superiores todo lo encontrado en el campo de batalla pero la tentación es demasiado grande. jheredia@cable.net.co

Siga bajando para encontrar más contenido