CINE

CINE

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

La muerte del señor Lazarescu Una denuncia sincera, audaz y vergonzosa sobre la manera inhumana como tratan y atienden a los pacientes de escasos recursos en los hospitales públicos, es lo que presenta el director Cristo Puiu, nacido en Bucarest. En Cannes, la película fue muy aclamada en el 2005 como la mejor comedia negra; fue nominada al Oscar como mejor película extranjera y ha recibido 21 premios por el director y los protagonistas. Asesorada por varios profesionales de la salud, hace que sea muy auténtica la temática tratada. El señor Lazarescu, de 63 años, es viudo y su hija trabaja en Canadá. Vive solo con sus gatos en el apartamento. Y un día, al sentirse mal, llama a una ambulancia. Se inicia así su martirio: lo van trasladando de hospital en hospital, los análisis no coinciden con los del hospital anterior y se va posponiendo el tratamiento. El enfermo se va empeorando, ya en la noche y solo, se ha encontrado con la frialdad e indiferencia de varios médicos. Los protagonistas están muy bien caracterizados y actúan con un realismo sorprendente. Los elementos fílmicos son los necesarios para captar la atención y crear el suspenso que solidariza al espectador con el enfermo, en medio del humor negro. 21 Black Jack El libro de Mezrich narra la historia del joven inteligente que necesitaba dinero para pagar sus estudios universitarios, quien se unió con otros estudiantes, dirigidos por el deshonesto profesor de matemáticas y estadística, para ir los fines de semana a ganar plata en los casinos de Las Vegas, dados sus conocimientos en el conteo de las cartas y otras señas. La novela de mucho éxito, da origen a la película que dirige Robert Luketic, quien con muy buen manejo de imágenes y fotografías, una ambientación acertada y un ritmo interesante, crea un ‘thriller’ de mucha acción, suspenso y emociones. El trabajo de los jóvenes artistas acompañados por Kevin Spacey, el profesor, es muy natural y divertido hasta que se encuentran con la policía. El tema tratado muestra claramente cómo la ambición por el dinero corrompe. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido