Claves para entender la política de conciliación

Santiago Talero Rueda, abogado y especialista en derecho comercial de Los Andes cuenta que es tan amante de los libros de la Edad Media como del arbitraje internacional. Precisamente, por estos días acaba de publicar el libro Arbitraje Comercial Internacional: instituciones básicas y derecho aplicable, editado por Temis y Uniandes, con el cual se puso en marcha la colección Biblioteca Jurídica Uniandina.

POR:
noviembre 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-18

Para este consultor privado, máster en Contratación Internacional (Mención de Honor), de The London School of Economics and Political Science, su libro aborda el arbitraje comercial internacional como el mecanismo de solución de controversias más importante en los negocios internacionales. A su juicio, “Colombia tiene en el ámbito local una cultura arbitral relativamente consolidada, pero el Estado, las empresas y la comunidad jurídica en general, solamente ahora están empezando a entender los alcances del arbitraje en el plano internacional. Se trata de un mecanismo tan específico para la solución de conflictos y tan poco utilizado en el país que el aprendizaje ha sido paulatino”. Así es como, según él, el libro surge con el ánimo de contribuir a consolidar un entendimiento del tema y está dirigido tanto para las empresas como para el propio Estado, la academia y la comunidad jurídica del país. "En Colombia, hay un grupo de de abogados que se dedica al arbitraje internacional, pero son pocas las personas que conocen sus alcances". Y es que para ser un practicante del mismo, sostiene que se necesita tener la capacidad de entender culturas jurídicas distintas a la colombiana, sistemas jurídicos diferentes y, por supuesto, conocer los principales negocios y el marco comercial y legal que acompaña su realización. Así mismo, hablar otros idiomas y tener la capacidad de discutir situaciones complejas que envuelvan una controversia de esta naturaleza, sin pretender enfocar la discusión con base en el sistema jurídico colombiano. En el mundo no es nuevo el arbitraje internacional, sus gestores han sido los países industrializados como Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Colombia, por su parte, tiene un marco legal incipiente en la materia y “nuestras altas cortes han proferido fallos buenos y malos sobre el mismo asunto”, dice. Por eso, añade que el arbitraje es un fenómeno de la mayor importancia para los inversionistas y las empresas especialmente en la contratación con el Estado porque ofrece la agilidad, neutralidad y especialización con las que no se cuenta en los mecanismos de la justicia ordinaria. “Además, el Estado colombiano ha emprendido una política de negociación de tratados internacionales de promoción de las inversiones en los cuales se prevé expresamente el arbitraje internacional para solucionar las controversias entre los inversionistas y los estados cobijados por el tratado, como es el caso del TLC con Estados Unido y otros instrumentos como los tratados bilaterales como Chile y España, entre otros”. Lo cierto es que Talero al explicar el porqué de su libro afirma que desde hace 8 años lo veía venir en los negocios y las inversiones transnacionales. "El tema estaba en pañales, hoy por lo menos hay una cultura en arbitraje local pero veo la necesidad de un aprendizaje y un entendimiento del tema desde las altas esferas del poder judicial hasta la comunidad en general, incluyendo las empresas y el Estado". EL CASO COLOMBIANO Para Santiago Talero, Colombia no ha sido hasta ahora una sede importante a nivel latinoamericano y mundial para realizar arbitrajes internacionales. Sin embargo, “ya han empezado a haber arbitrajes internacionales y es posible que en el mediano y largo plazo tengamos más, basados en los que se están negociando. Adicionalmente, hay entidades públicas interesadas en capacitarse para conocer las implicaciones de los compromisos que está asumiendo el país”. Pero, ¿cómo van a afectar esos tratados al Estado colombiano cuando se estén ejecutando? Talero afirma que los tratados protegen las inversiones que se realizan en el país y el concepto de inversión protegida es tan amplio que muchos contratos estatales están cobijados por ese concepto, de manera que si el Estado realiza determinados actos o ejerce potestades que afecten la posición del inversionista en la contratación estatal, esa situación puede rebasar lo meramente contractual para terminarse discutiendo ante un tribunal de arbitramento internacional, constituido conforme al tratado. Sin embargo, aclara que el libro no está dedicado al arbitraje internacional de inversiones, pero sí analiza algunas de las tensiones asociadas a la participación de los Estados en el arbitraje comercial. PERFIL CARGOS. Santiago Talero ha sido profesor titular de Arbitraje Comercial Internacional, Arbitraje Internacional de Inversión, Derecho Internacional Privado y Derecho de los Negocios Internacionales en la Universidad de Los Andes. Fue Gerente de Información Jurídica de Legis y Gerente Legal en Deloitte. ''El arbitraje es un área del derecho y del mundo empresarial que está en expansión”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido