Clima dificulta entrega de alimentos en Belalcázar

El aislamiento y la escasez de alimentos comenzaron a sentirse con fuerza ayer en Belalcázar (Cauca), el más afectado por la erupción del volcán Nevado del Huila.

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

Las lluvias, los deslizamientos por la erupción y el desbordamiento de la quebrada El Salado, que es tributaria del río Páez, mantienen a este municipio aislado. Las tiendas están desabastecidas y los apoyos en víveres que entrega el Gobierno, aún no llegan a la cabecera municipal. La parte de las colchonetas y las cobijas ya lo tienen solucionado por lo pronto, pero el abastecimiento de alimentos es un problema porque el clima no ayuda para la navegación aérea. Todavía el servicio de energía eléctrica no se ha reestablecido y la falta de agua potable está a punto de generar una emergencia sanitaria. Guillermo Alberto González, gobernador del departamento de Cauca, región que junto a Huila y Tolima sintieron los efectos de la erupción, confirmó la recuperación de los cadáveres de seis personas y la desaparición de otras cuatro. En la zona alta de los cabildos indígenas “se ha comprobado la muerte de cuatro personas cuyos cadáveres han sido encontrados, hay otra persona de la cabecera municipal y una niña”, dijo el funcionario. Al menos seis puentes y varios tramos de vías intermunicipales fueron destruidos, por lo que los habitantes esperan la llegada de las estructuras metálicas de dos puentes que fueron prometidas por la Alcaldía y que serán instalados sobre el río Páez. EFEWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido