Clima: inició temporada seca

Con breves intervalos ha venido presentándose el invierno en Colombia durante todo el año, situación que ha tenido graves consecuencias para la economía del país, tanto en su infraestructura de transporte, la distribución de alimentos y la producción agropecuaria.

POR:
julio 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-28

Según las predicciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), para lo que resta de julio, habrá una disminución de las lluvias en los departamentos de Santander, Nariño, Cauca, Valle, Huila, Tolima, La Guajira, Atlántico, Magdalena, Bolívar y Sucre y la sabana de Bogotá. Para las regiones Pacífica, Orinoquia y Amazonia, se espera que julio cierre con lluvias ligeramente por encima de lo normal, lo que agravaría aún más la situación que se ha presentado en las vías de los Llanos Orientales como la Vía al Llano y la carretera que parte de Sogamoso (Boyacá) y termina en Aguazul (Casanare). Vale la pena destacar que este mes de julio hace parte de la temporada seca de mitad de año en las regiones Andina y Caribe, en donde las lluvias presentan una disminución en su frecuencia e intensidad. Otro de los fenómenos que viene presentándose desde hace más de un mes en la Sabana de Bogotá ha sido una mayor sensación térmica de frío, incluso durante el día, debido a los altos niveles de humedad ambiental. Esta, normalmente entre el 30 y el 40 por ciento, registró índices de hasta el 70 por ciento (entre finales de junio y comienzos de julio), algo a lo cual los habitantes del altiplano no están acostumbrados. “Esto se debe a la entrada de vientos alisios procedentes del sur”, indicó Yolanda González, meteoróloga del Ideam. Según el pronóstico de esta entidad, para el mes de agosto se prevé que continúe la temporada seca (con bajos volúmenes de lluvia) en las regiones Caribe y Andina, y que hacia mediados de septiembre se empiece a registrar un incremento paulatino de las lluvias, como inicio de la segunda temporada invernal del año. En estas dos regiones se estiman lluvias ligeramente por encima de lo normal, al igual que en la mayor parte de la región Pacífica. “No serán tan fuertes como en las últimas temporadas lluviosas”, dijo Yolanda González. Por su parte, en la Amazonia y la Orinoquia, aunque prevalecerán condiciones de lluvia, se prevé una disminución paulatina durante el periodo, normal para esa época. Es probable que se registren cantidades de precipitación entre normales y ligeramente por debajo de lo normal en el oriente del país, es decir, se espera una temporada veraniega. Desde ya también comenzaron a sentirse los vientos fuertes, esta vez procedentes del hemisferio sur, típicos de agosto, conocido popularmente como ‘el mes de los vientos’, el que será aprovechado para los espectáculos de cometas en la zona Andina. Este fenómeno mantendrá las condiciones de frío y obligó al Ideam a lanzar un aviso preventivo. “Se observa un incremento en la velocidad de los vientos alisios que ingresan con mayor fuerza en el territorio nacional y en especial en la cordillera oriental. Los vientos traen a la Sabana de Bogotá y especialmente a los cerros orientales bastante humedad, por lo que la sensación térmica es de frío entre los habitantes de la ciudad”, informó la entidad. CON FUERTES VIENTOS En los últimos días, la estación meteorológica del páramo de Chingaza reportó incrementos en la velocidad de los vientos, con un máximo de 12 metros por segundo (44 kilómetros por hora). El Ideam recomendó hacer mantenimiento de los techos de las construcciones para evitar daños, monitorear los árboles viejos o en mal estado, cuya caída podría ocasionar daños a las redes eléctricas y asegurar las vallas y avisos de las calles.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido