Este es el club de firmas colombianas en Wall Street

Once nacionales cotizan en Estados Unidos. Bancolombia, Avianca y Ecopetrol, las más transadas.

Los inversionistas internacionales han mostrado su creciente interés por invertir en acciones de mercados emergentes.

Archivo Portafolio.co

Los inversionistas internacionales han mostrado su creciente interés por invertir en acciones de mercados emergentes.

POR:
enero 21 de 2014 - 12:52 a.m.
2014-01-21

En 1995, Bancolombia se convirtió en la primera compañía colombiana en debutar en la bolsa de Nueva York (NYSE).

Ahora, casi dos décadas después, la presencia nacional en el mercado bursátil de los Estados Unidos, el más importante del mundo, se ha multiplicado y ya son 11 las empresas locales que cotizan allí: Bancolombia, Avianca, Ecopetrol, Cementos Argos, ISA, Grupo Sura, Isagen, Corficol, Nutresa, Éxito y Tecnoglass.

Según explica Juan David Ballén, analista de Alianza Valores, aunque no todas las acciones se mueven de la misma forma, los títulos colombianos son muy apetecidos en mercados internacionales pues provienen de un mercado emergente.

“Al listarse en los Estados Unidos, estas empresas se abren a un gran número de inversionistas y capitales más grandes de los que, en ocasiones, podrían conseguir en el país”, agrega el experto.

Teniendo en cuenta el monto negociado y la liquidez de los títulos, Ballén señala que las tres empresas que encabezan el listado como las embajadoras de Colombia en las bolsas de EE. UU. son Bancolombia, Avianca y Ecopetrol, pues en cada jornada se negocia un promedio de 20 millones de dólares de cada una.

En este sentido, cabe resaltar que el comportamiento de las tres acciones es dispar.

En el caso de Bancolombia, el precio del papel ha caído desde diciembre pasado debido a la posibilidad de una nueva emisión, motivo por el cual los analistas recomiendan, en su gran mayoría, conservarlas pues este fenómeno sería meramente temporal.

Por su parte, el precio de los títulos de Ecopetrol también ha venido cayendo y, de hecho, bastante se ha hablado de cómo la falta de hallazgos ha impactado su valor.

En este caso, las 4 firmas que siguen el título en el exterior tienen posiciones diferentes en cuanto a si se debe mantener la inversión o si ya llegó el momento de venderla.

De otro lado, no cabe ninguna duda de que la emisión de Avianca en noviembre pasado se convirtió en todo un éxito.

Un resultado que, de acuerdo con Ballén, tiene mucho que ver con que el precio de la acción sea competitivo respecto al de sus pares, lo que ocasiona, a su vez, que la recomendación de comprar sus acciones sea generalizada.

AÚN ES PEQUEÑO

De otro lado, se encuentran otras acciones de empresas colombianas cuyos títulos no se negocian en todas las jornadas. Es el caso de Grupo Sura, cuyo valor ha venido decreciendo y el viernes pasado bajó 3,91 por ciento, para cerrar en 33,63 dólares.

Eso sí, cabe resaltar que el precio sigue siendo superior al emitido por la compañía cuando debutó en Estados Unidos, a 13,14 dólares por cada ADR.

Más allá de los casos particulares, es claro que el extranjero es muy receptivo a los títulos de empresas colombianas y que existe apetito por invertir en las empresas del país. Sin embargo, Fabián Perdomo, analista de Acciones y Valores, considera que aún son muy pocas las empresas que se animan a lanzarse a mercados internacionales.

De acuerdo con su apreciación, el principal motivo es que las firmas nacionales ven muy lejos la posibilidad de incursionar en estas bolsas, más aun cuando el mercado bursátil local sigue siendo pequeño en comparación con otros de Latinoamérica.

“Todavía, muchas empresas no ven la emisión de acciones como una opción de capitalización”, finaliza Perdomo.

LA ÚLTIMA EN ATERRIZAR

La compañía barranquillera Tecnoglass fue la última empresa colombiana que emitió acciones en una bolsa de Estados Unidos: el pasado 23 de diciembre se convirtió en la primera compañía local que debutó en Nasdaq, con un valor de 10,17 dólares por acción.

Aunque el valor del título ha caído 12 por ciento desde entonces, los expertos en la materia señalan que este comportamiento es previsible y común, pues ocurre, incluso, en casos en que la compañía ya es conocida en el mercado.

Por citar un ejemplo, cuando Facebook hizo su debut, la acción salió a 32 dólares y cayó rápidamente a 18,8 dólares; no obstante, al cierre de la última jornada (el pasado viernes) se cotizó en 57,3 dólares.

Cristina Bustamante

cribus@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido