Cobra auge el negocio de traficar con cubanos que buscan llegar a E.U. vía México

Mafias organizadas los traen por mar en lanchas rápidas desde la isla y luego los introducen en Estados Unidos utilizando las mismas rutas del narcotráfico.

POR:
julio 03 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-03

Así las playas de los estados mexicanos de Quintana Roo y Yucatán son el punto de partida del millonario y creciente negocio que deja ganancias de por lo menos 80 millones de dólares anuales.

En al menos cinco ciudades de la frontera sur de México existen organizaciones dedicadas al tráfico de indocumentados que comercian cada semana con al menos 100 personas nacidas en la isla que quieren llegar a Estados Unidos. Y esas organizaciones utilizan las mismas rutas de los carteles de la droga.

Los inmigrantes ilegales llegan por tres vías. Unos son recogidos directamente en Cuba con lanchas rápidas que los traen hasta las costas mexicanas; otros llegan por tierra desde Belice y Guatemala, y un tercer grupo llega por avión.

Los aeropuertos de Cancún, Tapachula y Ciudad de México son considerados por las autoridades centros neurálgicos de este tráfico.

Por lo menos 100 cubanos llegan cada mes al Distrito Federal por vía aérea procedentes de países del centro y sur de América Latina, y se sabe que con la ayuda de algunos miembros de la seguridad del aeropuerto capitalino pasan sin problema de la zona de llegadas internacionales a la de los vuelos nacionales, donde no hay controles.

Vendettas entre bandas

Investigadores de la Procuraduría General de la República (PGR) han detectado vínculos y presencia de grupos de cubanos radicados en Miami que se dedican al tráfico de indocumentados, y la disputa por el control de rutas que inicialmente fueron del narcotráfico, ya ha desatado episodios de violencia en estados como Quintana Roo.

En Miami hay organizaciones que cobran entre 10 y 15 mil dólares por traer a una persona desde Cuba.

Y ya hoy roces con las bandas mexicanas. A fines de septiembre del año pasado, un cubano residente en Florida, de nombre Maximiliano Reyna Molas, alias Richard Agüero, fue acribillado en el estacionamiento del mercado de artesanías Coral Negro, en la zona hotelera de Cancún; tres meses después, su hermano, Juan Carlos, fue emboscado por un comando armado y también murió.

Según las investigaciones de la PGR, los dos cubanos ejecutados forman parte de un grupo de por lo menos 20 isleños, con residencia o familiares en Florida, dedicados desde hace cuatro años al tráfico de ciudadanos de la isla, equipados con potentes lanchas.

Negocios mixtos

Pero según Coparmex (gremio empresarial de México) en este negocio también intervienen redes dedicadas al tráfico de droga, trata de blancas, lavado de dinero y tráfico de mercancías ilegales.

De hecho, hace poco un grupo de 37 indocumentados cubanos, que habían sido descubiertos y detenidos por las autoridades, fueron 'rescatados' por un comando armado, presumiblemente del narcotráfico, cuando eran trasladados hacia un centro de detención en Chiapas.

Y ayer 20 inmigrantes ilegales cubanos -18 hombres y dos mujeres- fueron descubiertos en dos casas de Cancún que la Policía allanó pensando en que en ellas funcionaban laboratorios del narcotráfico.

Además, los investigadores del PRG han detectado una singular modalidad: bandadas dedicadas a sacar talentos de la isla. Básicamente artistas y beisbolistas, por los que las cifras que se pagan son mucho mayores (ver recuadro).

La creciente migración cubana y el lucrativo negocio que gira en torno a ella ha puesto en alerta al gobierno mexicano, al grado que alista medidas para prevenirla y ha movilizado a las autoridades locales para combatirla con mayor intensidad.

JUAN BALBOA
EL UNIVERSAL (MÉXICO)
GDA
CANCÚN

Siga bajando para encontrar más contenido