Coca-Cola y Postobón regresaron al mercado de jugos del país con una inversión de $40.000 millones

Lo harán a través de la marca Jugos Del Valle, una de las empresas de bebidas más grande en Latinoamérica, que fue adquirida en el 2006 por la mexicana Femsa en 380 millones de dólares.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

En 2002, estas habían retirado del mercado, el jugo de naranja Sonfil pues aunque alcanzó 3 por ciento del mercado, su precio frente a otros productos de la categoría, originados en el valor agregado que tenía, resultaba menos competititivo.

Según el presidente del Industria Nacional de Gaseosas (Coca-Cola Femsa Colombia), Juan Carlos Jaramillo, la inversión en la promoción de los nuevos productos asciende a 10.000 millones de pesos y la entrada de la marca responde a una estrategia de producir y comercializar en todo el territorio nacional el portafolio global.

En principio, lanzarán en el mercado las líneas de néctares y de jugos de frutas, entre ellas 'Fresh' (naranja).

Aunque Coca-Cola intentó en el pasado con varias marcas de jugos en Colombia, las sacó del mercado y mantener su oferta de aguas y bebidas carbonatadas, bebidas isotónicas, gaseosas blancas, gaseosas de sabores, aguas de sabores y las líneas light.

Sin embargo, aspectos como el relanzamiento de las marcas Tutti Frutti y Orense, que pertenecían a Bavaria y fueron adquiridas por Postobón en 55 millones de dólares; la adquisición de la propia Jugos del Valle por parte de Femsa y las tendencias de consumo sano movieron a Coca Cola en Colombia a hacer un nuevo intento en una de las categorías consideradas con mayor potencial de crecimiento.

La transacción entre Bavaria y Postobón incluyó la compra de la Productora de Jugos, compañía a encargada de la producción de la pulpa de fruta y sus jugos.

Según mediciones hechas en marzo de este año por la firma Nielsen, y suministradas a Duff & Phelps de Colombia por parte Postobón con ocasión de la revisión de la calificación de sus bonos, la unidad de jugos de Bavaria tiene el 39,1 por ciento del mercado. Esta tajada, sumada a la de Postobón, con el 18,5 por ciento, le da a la empresa de la Organización Ardila Lülle una participación en la categoría del 57,6 por ciento.

Detrás de Postobón se ubican los envasadores de la marca Tampico, entre las se cuentan cooperativas y productoras de lácteos, con el 27,4 por ciento y otras compañías, con 15 por ciento.

Según mediciones de Coca-Cola, el 32 por ciento de las bebidas que consume un colombiano promedio corresponde a jugos mientras que el resto de la torta de bebidas no alcohólicas se reparte entre jugos caseros, con un 32 por ciento, gaseosas, con 17 por ciento, agua potable, 16 por ciento, café , con 11 por ciento, y otros , con 24 por ciento.

Entre los jugos, el segmento de cítricos y néctares representa el 38 por ciento del mercado.

La categoría de jugos también ha tomado importancia como parte de los ingresos de Postobón y pasó de representar 12,8 por ciento en el 2005 a 18,9 por ciento en marzo de este año, lo que en el acumulado representa 330.262 millones de pesos.

A pesar que el año pasado el 52 por ciento de la demanda de bebidas no alcohólicas en el país, medidas por volumen, correspondió a gaseosas, los jugos mantuvieron la participación de los últimos años, cercana al 7 por ciento. Aún así las gaseosas ganaron tres puntos porcentuales.

Sin embargo, a pesar de los cambios en los hábitos de consumo (más mujeres en la fuerza laboral) de los últimos 11 años , los jugos caseros siguen dominando la categoría, según se desprende de un sonde de Dinero.

A finales de este año, Postobón pondrá en operación una nueva planta en Yumbo, que representó una inversión de 86.000 millones de pesos, y que la coloca con la capacidad de producción necesaria para poder suplir oportunamente la creciente demanda que presenta el sector de bebidas no alcohólicas.

Siga bajando para encontrar más contenido