Coca-Cola promueve una botella 'más ecológica'

Coca-Cola promueve una botella 'más ecológica'

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

Bajo ataque de grupos ambientalistas por el uso de botellas de plástico, Coca-Cola Co. ha lanzado un nuevo material para envases hecho parcialmente a partir de plantas. El nuevo envase tiene "el mismo peso, la misma textura, la misma química y funciona exactamente igual" que una botella de plástico, dijo una vocera de la empresa.

Coca-Cola no es el único fabricante de bebidas que trata de reducir su huella de carbono, pero es el más grande. Muhtar Kent, su presidente ejecutivo, dice que el nuevo envase, que utiliza material derivado de la caña de azúcar, es "la primera generación de la botella del futuro".

Coca-Cola presentó su nueva botella en la cumbre sobre el medio ambiente que se realizó el mes pasado en Copenhague y repetirá el ejercicio durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver, que serán inauguradas el próximo mes. La empresa dice que "los estudios preliminares" muestran que el nuevo envase deja una menor huella de carbono que la botella plástica.

Las botellas de plástico tradicionales son fabricadas con tereftalato de polietileno, un material más conocido como PET, que es un derivado del petróleo, un recurso no renovable. En 2006, la producción de botellas de plástico tan sólo en Estados Unidos exigió el equivalente a más de 17 millones de barriles de petróleo, según los cálculos del Instituto del Pacífico, un centro de estudios de California.

La nueva botella de Coca-Cola consistiría en un 70% de materiales derivados del petróleo y en un 30% de materiales provenientes de la caña de azúcar. La caña molida produce jugo, el que luego es fermentado y destilado para producir etanol. Ese etanol pasa posteriormente por una serie de procesos químicos, como la oxidación, y se transforma en mono etilenglicol, un componente habitualmente derivado del petróleo, que luego se mezcla con ácido tereftálico para crear el plástico PET.

Coca-Cola comenzó a vender su gaseosa más conocida en las nuevas botellas en Dinamarca, junto con la Coca-Cola Light y la Coca-Cola Zero, justo para la cumbre de cambio climático de la ONU en Copenhague, en diciembre. Las nuevas botellas con agua Dasani fueron presentadas hace poco en el noroeste de EE.UU. y en el oeste de Canadá, cuando faltan sólo unas semanas para los Juegos Olímpicos de invierno que se celebrarán en Vancouver. La empresa apunta a vender dos millones de bebidas en las nuevas botellas en todo el mundo para fines de 2010.

Coca-Cola encargó y financió un análisis de la Universidad Imperial de Londres que comparaba el "ciclo de vida" de la nueva botella con una de plástico común para determinar si hay alguna diferencia en el impacto sobre el medio ambiente, afirmó Scott Vitters, director de envases sostenibles de la empresa. La producción de la llamada "PlantBottle" deja una huella de carbono entre 12% y 19% más pequeña que la producción de una botella de plástico común, determinó el estudio. La empresa espera la verificación de este resultado por parte de un tercero.

No muy convencidos

Grupos medioambientales llaman a la nueva botella una leve mejora frente a las botellas PET comunes, pero sostienen que por sí sola no solucionará un gran problema: la mayoría de los consumidores no recicla las botellas plásticas. Un mero 27% de los envases PET fueron reciclados en EE.UU. en 2008, según la Asociación Nacional para Recursos de Contenedores PET. "Sin dudas es positivo, pero no, esto no me hace saltar de la alegría", afirma Susan Collins, directora ejecutiva del Instituto de Reciclaje de Contenedores.

Algunos competidores cuestionan el cálculo que Coca-Cola hace de la huella de carbono de la nueva botella. "Es un primer paso admirable que toma Coca-Cola", dijo Andrius Dapkus, director de innovaciones y renovaciones de Nestlé Waters North America Inc., una unidad de Nestlé SA que comercializa marcas de agua mineral en EE.UU. "Pero como está hoy la situación, aún no sabemos si la huella de carbono del nuevo envase es mejor, peor o lo mismo que una botella derivada del petróleo".

En lugar de cambiar los ingredientes, Nestlé continúa reduciendo la cantidad de plástico que usa en sus botellas, una estrategia conocida como "aligeramiento", que Coca-Cola y PepsiCo también usan. En unos meses, Nestlé planea presentar una nueva botella con forma ecológica que usa 25% menos de plástico que su versión más reciente.

Siga bajando para encontrar más contenido