La cogeneración multiplica el gas

A la intención de usar recursos energéticos que sean amigables con la naturaleza se une el propósito de sacarles el máximo provecho, y el gas natural permite que así sea, en lo que se conoce como cogeneración o CHP (Combined Heat and Power).

POR:
diciembre 13 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-13

Tener energía suficiente para que haya siempre agua caliente, electricidad, vapor y aire acondicionado, a partir de un solo origen, es una ventaja que en Colombia empieza a ponerse en práctica, especialmente a nivel industrial, aunque también es posible hacerlo en el comercio y en casa, con el fin de mejorar la eficiencia energética y aprovechar al máximo el calor residual. La Comisión de Regulación de Energía y Gas define este proceso como de producción combinada de energía eléctrica (potencia) y energía térmica (calor) (Ley 1215 de 2008 y la Resolución Creg 005 de 2010). Incluso, hace alusión a la posibilidad que tienen los cogeneradores de vender a terceros esa energía que producen. "Desde hace 9 años empezó en Colombia la inquietud por la cogeneración, y vemos cómo un motor a gas o una turbina ayudan a transformar esa energía potencial para sacarle el mayor provecho. Ahí es donde estos procesos se vuelven eficientes y rentables, y el retorno de la inversión es mucho más rápido", explica Abelardo Manosalva, de la división Grandes Clientes de Gas Natural Fenosa. Todas estas ventajas de la cogeneración están disponibles para grandes edificaciones, como hoteles, centros comerciales, clínicas, restaurantes, lavanderías y spas, entre muchos más, que pueden beneficiarse de los diferentes usos que internamente se pueden derivar al recibir el servicio de gas natural. Casos de éxito Uno de los proyectos que tiene en marcha este proceso es el nuevo edificio de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), a través de microturbinas con capacidad de generación de 1,1 megavatios, que proveen el 100% de la demanda eléctrica que requieren sus 20.000 metros cuadrados. "El edificio tiene una demanda de carga variable y el sistema enciende y apaga las microturbinas para abastecerla, opera de manera independiente de la red, y tiene capacidad de reserva", enfatiza Juan Carlos Mosseri, gerente de Operaciones de Supernova Energy Services, empresa que junto a Gas Natural Fenosa asesoraron a la CCI en la adquisición de equipos y puesta en marcha del proceso de cogeneración. El costo de los kilovatios que necesita el edificio es 40 por ciento menos que si fueran comprados a la red eléctrica comercial. Otra experiencia es la que se vive en el conjunto residencial Peñas Blancas, en Bogotá, que desde el 2009 tiene calefacción y agua caliente, a partir de tres calderas que Gas Natural instaló en las cubiertas de los edificios. Lo que falta para su desarrollo Eduardo Pizano, presidente de Naturgas, la Asociación Colombiana de Gas Natural, hace énfasis en que en la cogeneración está el crecimiento de la demanda nacional del gas, pero la regulación en la compra de este combustible está en transición, y está reglamantada solo para los próximos dos años. "Para invertir en cogeneración, los industriales requieren de un horizonte mínimo de siete años, aunque un buen escenario sería cinco años. Eso haría más eficientes sus procesos. Por eso se necesita una regulación a mayor plazo, en términos de precio y en reglas de juego mucho más rentables", dice. Aunque, en Colombia hay pocos proyectos de cogeneración, que están en marcha en Bogotá y en Medellín, se espera que con el nuevo marco regulatorio se resuelvan dudas y se tenga a mucho más largo plazo para darle mayor estabilidad al mercado. "Además se requieren incentivos en partidas arancelarias para traer los equipos que se necesitan, y que las industrias puedan vender sus excedentes al mercado, un tema que no es claro, pero que hoy se necesita, porque a las industrias que hacen cogeneración les está sobrando gas", comenta Pizano.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido