Coherencia y constancia, el sello propio de Davivienda

Davivienda con coherencia y constancia ha logrado llegar a ser el tercer banco más grande del país y, además, cuenta con la fidelidad de la memoria de los colombianos. Para Carlos Torres, director de publicidad y mercadeo de Davivienda, "la coherencia consiste en mostrarnos como una entidad alegre y en reflejar eso en nuestros clientes. Lo anterior nos ha llevado a construir una marca muy recordada".

POR:
diciembre 14 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-12-14

Torres indica que otro elemento clave es la constancia. Por eso, desde el presidente del banco, Efraín Forero, hasta el último de sus 10.000 empleados, se constituyen en un 'guardián de marca', para que la comunicación de la empresa con sus clientes no dé cambios extraños. "No le hemos dado giros a nuestra marca por mucho tiempo. En la época en que los bancos decidieron renovar sus imágenes y sacar sus logo-símbolos, nosotros mantuvimos nuestra casita roja, que es parte de nuestra identidad", explica. Es así que la entidad se ha mantenido por dos años en la quinta posición como marca más valiosa en este estudio de Compassbranding, en la categoría de marcas entre 500 y 1.000 millones de dólares. La compañía atribuye en parte el éxito de su marca a las ingeniosas campañas como la que implementaron durante el pasado mundial de fútbol donde un corresponsal de noticias, algo despistado, experimentaba diferentes aspectos de la vida o su logo inconfundible de la casita roja, el cual hace parte de la tradición de la entidad de crédito. "Para nosotros es un orgullo mantener la casita roja, porque es como el sello personal del banco. Cuando a uno lo reconocen en la calle por tener la misma pinta y de golpe se cambia, la gente no te va creer. Así pasa con nuestra imagen", señala Torres. Según su vocero, Davivienda se propone desafíos importantes para generar más valor a la marca en los próximos años. Uno de ellos es prevalecer a través de las redes sociales. "Para enfrentarlo exitosamente debemos ser fieles en nuestro lenguaje y mantener nuestro estilo en la comunicación", finaliza.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido