Coleccionistas de arte ahora tienen un perfil de jóvenes profesionales y capitalistas importantes

Educados en el exterior, los interesados en esta materia tienen éxito en los negocios y están bien remunerados, en opinión del director de Galería Arte Contemporáneo, Luis Aristizábal.

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

Eso les permite permite tomar riesgos en la compra de obras de arte contemporáneo, que tienen potencial de surgir o que han logrado destacarse dentro del complicado mundo del arte.

En Colombia, la mayor parte del comercio se sigue movilizando con el llamado arte moderno, que reconoce a los grandes maestros de los años 50 y 60. Sin embargo, en un lento pero sostenido crecimiento, se viene ampliando el mercado del arte llamado contemporáneo, al que accede un público mejor informado que, por lo general, ha vivido en el exterior, admiten los galeristas.

Otros conocedores del mercado de arte colombiano, que pidieron no ser identificados, admitieron que sigue existiendo aquí un mercado muy inmaduro, porque solo se prefieren artistas locales conocidos como Botero, Manzur, Obregón o Morales, entre otros.

Y porque se registran resistencias, tanto de algunos galeristas como de los compradores, para vender o adquirir obras de pintores buenos, pero poco conocidos o de muy buenos artistas foráneos, pero localmente desconocidos.

Sin embargo, en Bogotá, actualmente funcionan cerca de dos docenas de galerías de arte que han surgido, en su mayoría, en los últimos 15 años. ¿Tener una galería de arte, por lo tanto, también sería un buen negocio?.

"Las galerías que empezaron hace bastante tiempo y manejan artistas de larga trayectoria con obras cotizadas en el mercado, tienen ingresos importantes al realizar ventas por valores altos. También hay galerías que hacen un buen negocio con la venta de obras de arte decorativo", admite Aristizábal.

Varios galeristas le han apostado a posicionar nuevos nombres y ahí van.

Siga bajando para encontrar más contenido