Colegios tienen ángel de la guarda

Después de estar cuatro años sin cobertura estudiantil, los 686 niños del corregimiento de San Felipe, en el Guainía, ya no quieren abandonar su colegio, el San Pedro Claver. “Con la etnoeducación se sienten como en la casa, aprenden más sobre su cultura y comparten con niños de su edad y de otras etnias: curripacas, puinaves y yeral”, explica el gobernador del departamento, Iván Vargas Silva, quien comenta que el 83 por ciento de la población de es indígena.

POR:
julio 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-16

Este colegio es una de las 27 instituciones educativas beneficiadas con el programa ‘Finanzas para educar’, promovido por el sector financiero colombiano, en asocio con el Plan Padrino de la Presidencia de la República. A la fecha, se han firmado igual número de convenios para la construcción de infraestructura, aumento de la cobertura y mejoramiento de la calidad educativa en el país. La iniciativa comenzó el 9 de agosto del 2006, cuando Asobancaria presentó públicamente el programa, que a través de la gestión de recursos de cooperación internacional y del sector privado busca beneficiar a los municipios en extrema pobreza en Amazonas, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Cesar, Chocó, Córdoba, Guainía, La Guajira, Guaviare, Nariño, Santander y Sucre. Los lugares seleccionados deben ser categorías 5 ó 6 con más del 50 por ciento de la población en el primer nivel del Sisbén 1, así como algunos calificados como prioritarios de atención. “Lo que hace Asobancaria, como representante bancario, es aportar en una primera etapa recursos por más de 5.000 millones de pesos para apoyar estos municipios”, sostiene María Mercedes Cuéllar, presidenta de la entidad. En pocas palabras, el donante es Asobancaria; las autoridades departamentales y municipales (gobernadores y alcaldes) son quienes se comprometen a cofinanciar el proyecto, ya sea con la dotación, el cerramiento, una batería sanitaria o la interventoría de una obra; una ONG se encarga de ejecutar los recursos, y la Presidencia de la República asume la supervisión de los compromisos de todas las partes. 20.000 FAVORECIDOS María Mercedes Cuéllar calcula que al final de la primera etapa de la alianza Asobancaria-Plan Padrino, aproximadamente 20.000 niños y jóvenes que están matriculados en las diferentes instituciones educativas se vean beneficiados y se generen cerca de 3.000 nuevos cupos escolares. En el corregimiento de San Felipe, se estima que las obras de infraestructura educativa tengan un valor de 200 millones de pesos, que incluyen la construcción de nuevas aulas, batería sanitaria y zonas de circulación. El 16 de julio se entregará el quinto proyecto de los 27 convenios firmados. Se trata de la inauguración de varias obras en la Institución Educativa Hatillo de Loba, en el sur del departamento de Bolívar. Son, específicamente, de cuatro aulas escolares, una batería sanitaria y zonas de circulación. Este municipio, entre las márgenes del río Magdalena, en sus brazos de Loba y de Mompox, en el sur de Bolívar, es categoría 6, con el 81,1 por ciento de su población en el primer nivel del Sisbén. Con esta obra se amplió la cobertura educativa en 140 cupos adicionales, y 1.061 niños que asisten a esta institución podrán disfrutar de las nuevas instalaciones. Niños campesinos e indígenas, los mas beneficiados Hasta lejanos municipios del Amazonas, Chocó, Cesar, Bolívar, Guainía, Sucre y Nariño, entre otros departamentos, ha llegado el plan ‘Finanzas para educar’, cuyo objetivo principal es proveer de aulas, baterías sanitarias y áreas de circulación a instituciones educativas que lo requieran. Niños indígenas y campesinos han sido los más beneficiados con este programa. En San Juan Nepomuceno (Bolívar) se firmó el primer convenio en agosto del 2006; en junio del año siguiente se entregó la obra que significó la construcción de seis aulas, batería sanitaria y dotación en la Institución Educativa Nacionalizada Integrada Técnica Agropecuaria Rodolfo Barrios Cabrera. En este caso, la entidad ejecutora fue la Fundación Mario Santo Domingo. Ya se han entregado algunos de los 27 convenios firmados, mientras que otros están en etapa de ejecución o estudio. Por ejemplo, en Bagadó (Chocó), una escuela en la cabecera municipal y nueve en zonas rurales fueron favorecidas con la dotación de 1.438 pupitres, 62 escritorios y sillas para docentes, 60 tableros acrílicos, 1.291 kits escolares, 208 láminas didácticas, 20 balones de fútbol, 20 balones de microfútbol, 20 balones y 10 mallas de volleyball, y 40 juegos didácticos. Mientras tanto, en Río Quito, también en (Chocó, se adelanta el diseño de lo que será la ampliación y mejoramiento de la Institución Educativa Bernardino Becerra Rodríguez de Paimadó, cabecera municipal de río Quito, y la construcción de una batería sanitaria y de un sistema de tratamiento de aguas en la Institución Educativa Agropecuaria Nuestra Señora de las Mercedes de Villaconto, un corregimiento. En San Pablo de Borbur, en Boyacá, el programa construyó cuatro aulas, una batería sanitaria, las zonas de circulación y la rampa de acceso en el colegio municipal Pablo Valette, sección bachillerato, con lo cual se amplió la cobertura educativa en 60 nuevos cupos, y ahora se benefician 513 alumnos a quienes se les mejoraron las condiciones de estudio. El proyecto cubrió a la población estudiantil de diez veredas circunvecinas. Tanto en San Antonio de Palmito como en Sampúes, municipios en Sucre, los más beneficiados serán los niños indígenas. En el primero, se realizarán obras en tres cabildos indígenas (Algodoncillo, Pueblecito y Guaimi). Y en el Segundo, se construirán cinco aulas y zonas de circulación en una comunidad indígena del Cabildo Escobar Arriba. Al otro lado del país, en Barbacoas, Nariño, en diciembre del año pasado se firmó un convenio con el propósito de mejorar las instalaciones de la Institución Educativa Tecnológica Agroambiental bilingüe, Awa. Cuatro aulas, batería sanitaria, batería sanitaria para discapacitados, zonas de circulación, patio interno. Así, en Campo de la Cruz (Atlántico), Cicuco y Pinillos (Bolívar), Montelíbano (Córdoba), y el corregimiento de Puerto Santander (Amazonas), entre otros, también se realizarán obras de adecuación.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido