Colegios lideran la creación de empresa Novedosos proyectos les permiten a los estudiantes realizar sus prácticas empresariales y tomar conciencia de lo que es poner en marcha un sueño.

Colegios lideran la creación de empresa Novedosos proyectos les permiten a los estudiantes realizar sus prácticas empresariales y tomar conciencia de lo que es poner en marcha un sueño.

POR:
noviembre 13 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-13

Además de literatura, historia e inglés, entre otras materias, los colegios están decididos a fomentar desde sus aulas el desarrollo de pequeñas y medianas empresas, para que los alumnos se vuelvan emprendedores y se vayan preparando para el reto de competir en un mercado real. Para ello, desde los primeros grados de secundaria, algunas instituciones incluyen asignaturas relacionadas con los procesos de construcción y realización de empresa, que van desde contabilidad hasta prácticas empresariales, para crear un proyecto productivo. “La idea es motivar al estudiante para que plantee sus propias iniciativas, de acuerdo con unas bases dadas en el Proyecto Educativo Institucional (PEI) y la capacidad que tengan los docentes de enseñarles valores de responsabilidad y compromiso con las diferentes actividades que emprenden”, explica Germán Acero, profesor de Cultura Empresarial del Instituto Técnico Comercial Cerros de Suba, en Bogotá. Precisamente, como parte del PEI, denominado Proyecto de Formación para la Vida y el Trabajo, los mismos alumnos del Instituto, ante la necesidad de tener un espacio propio donde desarrollar prácticas empresariales desde todo punto de vista (como llevar la contabilidad, diseño de etiquetas, embalaje y empaque, costos y áreas funcionales), crearon una empresa didáctica de comercialización de bolsas plásticas, Ecoplastic, que lleva aproximadamente tres años en el mercado. “Nos reunimos dos veces por semana y trabajamos en el diseño de las bolsas y en su empaque. La comercialización se hace cuatro veces al año, enviando dos paquetes de bolsas por familia, dentro de la institución. De otra parte, hay un pequeño grupo de voluntarios que las comercializan por pedido, y en la miscelánea del colegio hay un suministro de bolsas para quienes deseen adquirirlas”, explica Gina Leiva, estudiante del curso 10-01. “La clave está en entender que las empresas cobran vida y son personas jurídicas que tienen unas obligaciones y unos compromisos; que están conformadas por personas y que ellas desarrollan diversas actividades según su especialidad (gerente, vicepresidente, almacenista, vigilante, etc.), y allí llegan los alumnos si son ingeniosos y se preparan, no solo en el tema empresarial, sino para ser mejores personas para la sociedad”, dice el profesor Acero.

Siga bajando para encontrar más contenido